17. oct., 2021

LEÑA by Dani Garcia

Comida tras muchos intentos de reservar. Local espectacular, me impresionó esa entrada de escaleras tan oscuro, como bajar al centro de la tierra. Escaleras negras, paredes negras, muy muy elegante y bonita esta entrada. El local va todo en la misma línea de negro y dorado. A los pocos días de mi visita le dieron un premio de interiorismo y bien merecido. Se encuentra en los bajos del hotel Hyatt Regency Hesperia y el concepto del restaurante es: Las Brasas de Dani García. Pues bien, llegamos a nuestra mesa que está ubicada en el patio, el patio es la mitad de bonito que el local, pero no importa, yo buscaba ventilación; tiene techo que evita que te mojes en caso de chaparrón. Mesa preciosa vestida (como en todos los restaurantes de Dani), sus caracteríticos vasos seña de identidad de la marca y vajilla, mantel y servilleta de tela todo cuidado. La carta es extensísima; te recomiendo traerla de casa estudiada porque te va a costar decidirte. El servicio fue muy profesional porque además, puedes pensar que al estar solo en ese patio se van a olvidar de tí, y para nada. De aperitivo nos traen un pan riquísimo y unas rodajitas finas de salchichón con lima, rico. A la vez que el pan vienen con un montaje súper original: una bola impregnada en cenizas, donde te traen la mantequilla de leche de oveja que la ahúman con cenizas de puerro (Mira el video). Acompañado de un zumo de tomate que pedí yo estupendamente preparado. Vamos con la comida: pedimos unos entrantes a compartir: Sobrasada mallorquina de cerdo negro con miel a la brasa (8€), vienen 3 bloques y el pan viene aparte, me pareció demasiado contundente y falto de miel, imperceptible ¿realmente llevaba miel? ¡demasiado fuerte!; Yakipincho de alitas de pollo al limón (12€/2un) son unas brochetas de pollo con delicioso sabor a brasa y a limón que va tan bien con el pollo ¡RIQUÍSIMAS!, me atrevería a decir que de lo mejorcito de la comida. También para compartir pedimos el Steak Tartar (20€), lo preparan en el carrito delante de tí y te preguntan el punto de picante. Es muy diferente el modo de preparar, con unas salsas ricas, y esa grasa de chuletón fundida que le da un toque especial muy sabroso, aunque luego no me sentó muy bien. La carne de solomillo es muy rica; hasta aquí todo bien...  pero no dan con el punto picante; lo pedí 7/10  y estaba como 3/10, ¡muy flojo! ¡una pena!, y encima no nos lo dieron a probar en la típica cucharita (un amigo me ha dicho que a ellos sí); viene acompañado de tostadas de pan del mismo pan de la comida. Como platos principales pedimos La Burger que le dio sentido a todo (19€), dos mini burgers de carne madurada picada delante de tus ojos (en esa picadora fabulosa) que el personal tritura y coloca en las brasa de leña. Viene en pan Pretzel que me encanta. La burger no me convenció, estaba pasada de punto y llevaba una lágrima de salsa bull, casi imperceptible, nada que ver con lo que aparenta en las fotos; ¡es un fake!, infinitamente mejor la de Dani Brasserie aunque el precio tampoco es comparable. Solomillo a la brasa (25€) que estaba muy rico y en su punto, acompañado de pimientos del piquillo caramelizados (4€) sin más. Pretzel de ternera ahumada lentamente (6€), salsa tártara, pepinillo y cebolla encurtida; no valen nada estos bocadillitos, hay sitios mucho menos afamados donde los hacen infinitamente mejor. A mí me encantan estos bocadillos a base de ricos panes de pretzel, brioche, mollete, etc, pero desde luego aquí no es el sitio para pedirlo. Lo pedí acompañado de Mac&Cheese (5€) que sí estaban ricos. De postre,  Tarta di rose de la mia mamma (14€) con helado de mantequilla tostada; es un postre ¡SOBERBIO!, el precio es escandaloso pero es que yo lo pagué encantada porque no he comido un postre así nunca; es un brioche empapado caramelizado ¡de llorar del disfrute!, pídelo al empezar la comida porque se agota. También pedimos el flan que quiso ser tocino (10€), que es un tocino de cielo con yuzu, galleta a modo de bolas por encima y albahaca, sin más, parece una tarta de limón desestructurada. En resumen: esperaba más de la comida, bien es cierto que las carnes deben ser espectaculares pero los precios también lo son; pagamos 50€/persona sin vino y con únicamente una carne. Además no me convence el hecho de que sean carnes de raza frisona traídas de Alemania (que me corrijan si no es así), esto me parece fatal porque hay que consumir producto nacional cuando además tenemos un producto top. Ah! por cierto! acércate a ver la cámara donde guardan todas las joyitas. El aparcacoches del hotel se ocupa de tu coche.  Paseo de la Castellana, 57.

Comentarios recientes

27.06 | 06:28

Me alegro que te haya gustado. Espero que la uses

27.06 | 06:13

Muy buena guía gastronomica!. Gracias.

24.06 | 14:57

Pues para no gustarte lo que escribo y parecerte basura, observo que bastantes post míos has leído.Mejor cómprate un blog donde opinar, en vez de opinar sobre otras opiniones ¿Siempre lo mismo?otra …

24.06 | 14:46

Si escribes un blog es para que la gente lo lea, y como dices que tambien puedo escribir el mío pues eso hago, opinar. Además leyendo sobre otros sitios que también escribes es siempre lo mismo…