No es más que un bar sin ningún glamour en la C/ Alcalá, pero, eso sí, tiene las mejores patatas bravas del mundo, de ahí mi puntuación. Son riquísimas, ni suaves ni picantes, en su justo punto. La salsa es un secreto de la casa que elaboran por kilos todos los días. Tienen allí cientos de frascos que la contienen. Te venden la salsa para llevar a casa. También están ricas las patatas alioli y otras cosas pero su fama le viene por la Bravas. Tienes que probarlas.

REPOST 13/1/2018. Siguen siendo las mejores bravas; ya no es sólo por la salsa sino que la patata es espectacular y, le pongan la salsa que le pongan, están exquisitas; por eso también las alioli son extraordinaria. Además hemos probado unas alcachofas espectaculares y un cochifrito que estaba un poco más mediocre y la verdad es que con la tapa que te ponen con la caña casi que comes; en esta ocasión una de las tapas fue paella. Este sitio me encanta para tomar el aperitivo. Es genial el plan de barrio con todos los señores mayores haciendo círculo en la plaza en torno a 4-5 que juegan a lo que parecía «la brisca». Alcalá, 337.

Valoración

8/10

¿Dónde está?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *