De vuelta de Galicia paramos aquí y han cambiado el concepto que tenían de barra. Antes podías sentarte abajo en las pocas mesas que hay y pedir de la carta que se componía de platos del restaurante Michelin (planta de arriba) y otros platos fríos más de tapeo digamos. Ahora ya no hay carta y sólo se puede comer arriba en el restaurante estrellado. Comimos de maravilla pero no es lo que queríamos para una parada de viaje. Los menús degustación tienen un precio bastante ajustado y no son degustación como tal, son más bien menú del día amplio. Estos son los menús que ofrecen:

– El de 60€: aperitivo + 2 entrantes + carne + un postre.

– El de 70€: es igual pero un sólo entrante y ofrece pescado además de la carne.

– El de 80€ ofrece de nuevo 2 entrantes + carne + pescado + postre.

– El de 90€: Aperitivo + 2 entrantes + carne + pescado + prepostre + postre.

Menos mal que se puede pedir de carta y no te tienes que acoger a ninguno de los menús porque eso es una barbaridad para luego seguir conduciendo, te duermes al volante. La carta tiene unos platos no demasiado apetecibles, en el apartado de carnes potro, presa, lengua…

De aperitivo traen unos frasquitos con una crema deliciosa. Pedimos: 1/2 Rollitos de cecina con membrillo y foie (17€) es un entrante a compartir en el que vienen 6 rollitos. ¡espectacular! ¡cómo está de rico! es una mezcla que la he plagiado yo en un aperitivo con amigos y funciona genial. Como platos principales: Cochinillo confitado (36€) con remolacha, queso de cabra, raíces y su jugo, realmente son unos lingotes deshuesados de cochinillo, me parecieron muy grasientos y muy pesados, vienen 4 lingotes; Lechazo (36€) un plato ¡magnífico!, está delicioso, un asado perfecto y un acompañamiento de patatas al ajo-aceite y pimentón muy ricas, me parece muy raro que esto tenga el mismo precio que el cochinillo; Bonito del norte (29€) que estamos en temporada y hay que aprovechar, viene con un escabeche de soja cítrica, chutney de tomates, higos y cebolleta, esta salsita viene cubriendo el bonito que estaba ¡suculento!. No pedimos postre ni vinos. Pagamos 43€ por barba. El local tiene una decoración tipo meson castellano y, a pesar de tener un buen jardín, no sirven fuera del local lo cual es una pena. La entrada es lo más bonito porque tiene una Iglesia pegada a la fachada. Huerta de los Salados S/N. 49600 (Benavente, ZAMORA).

Valoración

Comida 7 /10

Vídeo resumen

¿Dónde está?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *