.Hoy le apetece comer arroz a mi😇y nos venimos aquí a probar un arroz nuevo para nosotros. El local es horroroso, trasnochado, viejo, casi tiene aspecto de sucio por el estado de la pintura de las paredes y otros muchos detalles; por otro lado la decoración tipo asador medieval tampoco ayuda; no me gustó nada. El servicio sí fue estupendo, muy rápido y ágil. La verdad que el concepto que tienen es muy ágil en sí para solucionar las comidas de manera eficaz y rápida. Está muy bien para venir en grupos grandes o incluso reuniones multitudinarias de empresa, si lo que quieres es algo veloz y no muy elevado de precio. La mesa con mantel y servilleta de tela, pero que deberían cambiarlos, llenos de bolas, son de esa tela mala mala. Como os digo en las horas de las comidas funcionan con un menú cerrado y para las cenas cierran este local, manteniendo abierto para cenas otro restaurante que tienen. De aperitivo traen una bandejita con aceitunas, tomate triturado, y alioli todo ello acompañado por su pan que es una hogaza de ajo y aceite muy buena si te gusta el pan especiado (a mí sí). Y a continuación empiezan con el menú: Plato de queso, fuet y almendras, vulgar y corriente, te lo podrías tomar tú en casa; Ensaladilla rusa que no vale nada, francamente no me gustó en absoluto, es todo mayonesa; plato con pimiento triturado, estaba rico pero no pinta nada. Después de estos platillos aparecen con el Arroz que previamente eliges entre 6 variedades. También ofrecen, si alguien no quiere arroz, unas carnes a la parrilla (3) y bacalao. El menú con arroz normal sale a 37€/persona y con arroz de bogavante a 43€/persona. Ahhh y el menú se completa con el postre que eliges entre un flan o fruta del tiempo. Nosotros elegimos el Flan, es muy muy flojo, flan de toda la vida que a mí ya, con los flanes cremosos que se hacen, me parece aburrido y poco apetecible. El menú también incluye los refrescos, cervezas y agua. El arroz que pedimos fue el de marisco pelado que viene con unas gambas enormes, almejas y calamar; ¡estaba magnífico!, he de confesar que los arroces sí merecen la pena. Los elaboran en unas parrillas inmensas con leña de sarmientos (la mejor manera de cocinar los arroces, también con leña de naranjo). En estas parrillas también hacen las carnes. Pero estaría bien poder venir sólo a tomarte el arroz. Me parece que este concepto es una buena idea, pero si todo el aperitivo fuera mejor, mejor producto, mayor calidad y originalidad, y que no por ello tendría que resultar más caro. Hay aperitivos muy buenos que no resultan caros. Infanta Mercedes, 109

Valoración

5/10

Ver video

¿Dónde está?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *