1ª ETAPA: 30 Abril 2015
Hotel Imani Country House
Salida de Madrid después de comer con destino a PORTUGAL, concretamente a Evora donde dormimos la primera noche. El hotel, una casa de campo donde las habitaciones son las antiguas cuadras con una reforma fantástica, moderno, acogedor y donde la calma es lo que impera en todos sus espacios. Es un hotel para retirarte con tu libro a la piscina y a los pies de los olivos y los naranjos que ocupan la extensión de la finca. Hotel «Imani Country house«. Sí es verdad que la terraza-porche de la habitación no tiene intimidad porque pasa por delante la gente para ir al resto de instalaciones, pero existe una habitación en un piso alto con total intimidad, y hay otras muchas zonas en las que sentarse rodeado de calma y silencio. Las habitaciones tienen esa pequeña terracita-porche que se ve en la foto y se separan unas de otras por la celosía. También dispone de una gozosa piscina. El personal es super amable. Nos prepararon una cena deliciosa a pesar de haber llegado a las 23.00 horas de Portugal y que tuvieron que llamar al cocinero que se había marchado ya.  El desayuno también muy rico y completo.   
                                       ¡¡UN ACIERTO!!    

2ª ETAPA: 1 Mayo 2015
El 2º día desayunamos tranquilamente en nuestra fantástica casa de campo y nos dirigimos a visitar EVORA.

Plaza Giraldo

Esta ciudad museo, cuyas raíces se remontan a los Romanos, alcanzó su Edad de Oro en el siglo XV, cuando llegó a ser la residencia de los reyes Portugueses. Su calidad inimitable se aprecia en sus casas blancas decoradas con azulejos y balcones de hierro del siglo XVI. Sus monumentos tienen una profunda influencia en la arquitectura portuguesa en Brasil. Aquí visitamos lo siguiente: El templo romano, la plaza Giraldo, la catedral, la Iglesia de San Antonio. Es una ciudad preciosa.

Templo romano de Diana
Playa de Comporta

Después de pasear y visitar Évora, nos subimos en el coche de nuevo y nos fuimos hacia Com-porta a ver las playas de la costa atlántica. Hicimos una paradita a comer en la «Reserva Natural do Estuario do Sado», bonito sitio de humedales y arrozales.  Allí comimos un arroz en un sitio que no mereció mucho la pena la verdad, a pesar de estar muy considerado «Museu do arroz«.
Tras la comida fuimos a ver las playas de Comporta.  Bonitas playas, muy anchas y largas y con chiringuitos tipo chill out muy chulos y agradables. Las playas, aún siendo bonitas, tampoco tienen nada que envidiarle a las de Cádiz y/o Huelva. Después de tomar el café en el «Café Comporta« tan agradable, nos fuimos a Troia a coger el Ferry que nos cruzó a Setúbal.


Hicimos una visita rápida de Setúbal y llegamos a nuestro siguiente destino, donde dormiríamos esa noche,
 CASCAIS, concretamente al «hotel Penha Longa« .

Este hotel no nos gustó demasiado aún siendo de super lujo, porque no es mi estilo de hotel. Es el clásico de una cadena norteamericana, gigantesco, tipo resort. Estaban todos los hoteles pequeños y tipo boutique llenos en este Puente y finalmente nos quedamos aquí 2 noches. Pero, repito, no es mi estilo de hotel.
La 1ª noche cenamos en la «cafetería del hotel» porque queríamos poca cosa. Esta cafetería es carísima.

3ª ETAPA: 2 Mayo 2015
Nos levantamos en Hotel Penha Longa y bajamos al fantástico desayuno.  Eso sí que hay que comentarlo.  Creo que es el desayuno-buffet más completo en el que nunca he desayunado; es impresionante!!.
Tras el desayuno pantagruélico emprendemos camino hacia el norte del país. Llegamos a Mafra donde está el maravilloso «Palacio Nacional» de estilo barroco que sirvió en su día de Convento Franciscano. No lo vimos por dentro pero no creo que sea más bonito que por fuera.
Palacio Nacional de Mafra
De Mafra fuimos a Óbidos, una aldea medieval que cuenta con un enorme castillo ubicado en lo alto de una colina que se ha convertido en una de las pousadas más lujosas de Portugal. Pasear entre su maraña de calles antiguas y sus casas encaladas es una delicia. Merece la pena visitarla durante alguno de sus numerosos festivales. A nosotros nos pilló el Festival Internacional del chocolate, con puestos y carritos por todas partes repletos -lógicamente- de chocolate en todas sus formas, colores y sabores.

Óbidos
Tras óbidos nos fuimos a Alcobaça a visitar el maravilloso «Monasterio», primera obra gótica construída en territorio portugués por los monjes de la orden del Cister. Debéis entrar y visitar sus cocinas; es un «must». 
Monasterio de Alcobaça
A continuación nos acercamos a visitar Nazaré, y nos pareció que no merece mucho la pena la visita. Es un estilo Benidorm, una calle con playa llena de puestos y restaurantes de medio pelo. Únicamente subir a lo alto para ver las vistas.
Monasterio de Batalha

De Nazaré a Batalha. Ese impresionante, espectacular, singu-lar y único «Monas-terio de Batalha». Es una majestuosa obra, clasificada Pa-trimonio Mundial Por la Unesco, de estilos manuelino y gótico, que fue realizado en el siglo XIV para cumplir el voto de D. João I que había hecho a la Virgen si por vencer los castellanos en la batalla de Aljubarrota en 1385. Para mí, que he visitado, cientos de catedrales, monasterios, y construcciones varias es de lo más bello que he visto nunca. Esa manera de tallar la piedra, parece auténtico encaje esculpido. 

Desde Batalha nos vamos ya de vuelta del tirón hacia el hotel de Cascais. Eran 166 Km. y ya no paramos en ningún sitio porque la jornada había sido más que completa.  Esta noche fuimos a cenar a un restaurante fantástico encima del mar en Guincho que es una zona de Cascais donde hay varios. En realidad al que queríamos ir «Restaurante Porto de Santamaría« nos lo cerraron por llegar tarde (¡¡¡como siempre!!!, bueno y esta vez es que también nos perdimos) y fuimos a otro que se llama «O Faroleiro«; no fue barato pero cenamos maravillosamente bien a base de pescados.
Tras la cena volvimos al hotel porque estábamos muy cansados y nos esperaban varias jornadas todavía.

4ª ETAPA: 3 Mayo 2015

Sintra

De nuevo ese desayuno donde había, como ya he comentado anteriormente, absolutamente todo lo que se te ocurra que pudieras comer.

Después nos dirigimos hacia Sintra que fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1995. Esta pequeña villa portuguesa enclavada en mitad de un bosque es una de las mejores excursiones que pueden hacerse desde Lisboa. Aunque sus calles empinadas nos obliguen a ejercitar las piernas para recorrerla, Sintra posee un encanto único que la convierte en uno de los lugares más bellos de Portugal. Su característica arquitectura, que integra a la perfección palacios y jardines, castillos y bosques, merece una visita obligada. Empezamos por el «Palacio Nacional de Sintra» fácilmente reconocible por sus enormes chimeneas blancas de forma cónica. Después fuimos a visitar el «Palacio da Regaleira» el lugar más místico y cautivador de Sintra. Este palacete construido por un aristócrata portugués está rodeado de unos impresionantes jardines plagados de rincones secretos y cargados de simbolismo: la relación entre los rituales masónicos y el diseño del jardín es tan estrecha que puede apreciarse en cada pequeño detalle. ¡Imprescindible!. A continuación nos dirigimos al «Palacio da Pena» inconfundible con su colorida arquitectura, se asienta sobre la colina más alta de Sintra dominando el paisaje. Es uno de los monumentos más famosos de la villa y también uno de los más visitados.
Palacio da Regaleira (Sintra)

Desde Sintra ya nos fuimos hacia Lisboa por la carretera de la costa y visitamos la «fortaleza de nuestra Señora de la Luz» y la «Ciudadela» en Cascais y Estoril de pasada.

Llegamos a Lisboa y fuimos directos a nuestro hotel a dejar el equipaje. Al llegar al hotel nos encontramos con una calle estrecha y un portalón deteriorado que no nos dió muy buena impresión y que, incluso, ya empezábamos a hablar de cambiarnos de hotel (¡¡¡antes de entrar!!!). Pero lo que nos esperaba en el interior era insospechado. Qué monísimo hotel, 100% recomendable. Es una casa familiar, tipo palacete, restaurada de forma ideal. Tiene también un pequeño patio con una piscina. El dueño encantador y servicial: recomendarte restaurantes, visitas, horarios, para todo. El hotel se llama «Casa do Barao« y está fantásticamente situado en el Barrio Alto donde hay absolutamente de todo: bares, coffee-shops, restaurantes, tiendas, etc. También está situado a 100m del famoso tranvía 28 que hay que coger sí o sí para experimentar la auténtica Lisboa.
Bueno, pues a lo que iba….. Después de dejar las cosas en el hotel nos acercamos a una calle concurrida cercana a comer algo rápido y barato.  Nos sentamos en una terracita en la calle y nos tomamos unos panini, pizzas, etc.  Estaba rico y barato barato! Después de comer fuimos a uno de los múltiples miradores que oculta la ciudad entre sus calles desde los cuales se divisa Lisboa entera hasta el río y el puente. En este caso era el mirador del «Quiosco S. Pedro de Alcántara».

Vistas desde San Pedro de Alcántara (Lisboa)

Ahí nos sentamos y tomamos un café. Después del café, cogimos el coche y nos fuimos a Belem, aparcamos justo delante de la pastelería más famosa de Portugal «Pasteis de Belem» por ser donde se venden los famosísimos pasteles de nata. Pegado a la pastelería está el  «Monasterio de los Jerónimos», de estilo manuelino, antiguo monasterio de la Orden de San Jerónimo. De ahí a visitar la «Torre de Belem», construída entre 1515 y 1519, situada en la desembocadura del Tajo sirvió como defensa de la ciudad y después se convirtió en centro aduanero y faro. Caminando junto al río y dejando la torre a nuestra derecha, nos encontramos con unas bellísimas vistas del «Puente 25 de Abril» un icono también de Lisboa. Es el puente colgante más largo de Europa y, por momentos, te da la sensación de estar en San Francisco. ¿Quién copió a quién? bien, pues los portugueses (1966) a los americanos (1937). Una vez visitada toda la zona de Belem, regresamos a descansar al hotel.

)

Esta noche fuimos a cenar a «Gambrinus«, restaurante altamente recomendado, con solera de los de toda la vida; más que solera yo diría «vejez y desfase».  No nos gustó, ni por la comida, ni por el ambiente ni por el precio. Lo único que mereció la pena fue el pan, la mantequilla y patés que pusieron de aperitivo que, por cierto, lo ponen siempre en todo Portugal y es una costumbre que me encanta y la mantequilla salada tan típica allí y tan rica.

De vuelta a nuestra casita, porque realmente te sientes como en casa con su biblioteca su saloncito y su jardín donde puedes tomarte una copa siempre que sea dentro de su horario porque por la noche cierran las zonas comunes (pequeño fallo!). ¡¡¡¡Hasta mañana!!!! Seguimos en Lisboa.

Precioso edificio paseando por Lisboa (junto a la Comisaría)
5ª ETAPA: 4 Mayo 2015
Desayuno en el jardín de nuestro hotel. Tannnnn agradable!!!. Todo casero: bizcochos, mermeladas, pastas, tés variados; en definitiva desayuno completo y muy rico.
Nos vamos a coger el tranvía que está al lado de nuestro hotel para visitar la ciudad. hacemos el recorrido completo de la línea porque no puedes bajar y volver a subir, tendrías que volver a pagar. Así que no nos bajamos hasta el punto final y desde ahí fuimos caminando a visitar la «Catedral»Después nos fuimos al Centro bajando por la Rua Augusta hasta llegar al «Arco de Rua Augusta» que es una de las entradas a la preciosa «Plaza del Comercio». Paseo agradable por la calle peatonal, llena de tiendas y terracitas «Rua Augusta». A mitad de calle te encuentras con el «elevador de Santa Justa», que es un antiguo ascensor de hierro forjado que se ha convertido en una atracción más de la ciudad y da acceso al Barrio Alto y al Chiado.

Puente 25 Abril, Catedral, Arco Rua Augusta, Elevador Sta. Justa

Al terminar de recorrer esta calle, nos fuimos a la comisaría porque, se me ha olvidado contaros que, en el camino de la catedral a la pza., le robaron la cartera y la cámara de la mochila a una de mis amigas y tuvimos que ir a poner una denuncia. Este hecho nos retrasó bastante porque nos hicieron esperar mucho y ya se sabe lo que son estas cosas. Después de la comisaría nos sentamos a comer tardísimo (serían más de las 4) en un italiano que nos gustó mucho aunque no deja de ser una pizzería pero con horario de españoles «Restaurante Valentino». De aquí regresamos al hotel. Por la noche fuimos a cenar a un restaurante muy de moda, moderno, pegado al Tajo. Se llama «Bica do sapato«, el propietario es John Malkovich. Merece la pena conocerlo. Todo muy rico, local muy animado y ubicación preciosa. Recomiendo ir en taxi.Tras la rica cena de regreso al hotel.

Vistas desde mirador
Pza. del Comercio




























También hay una zona muy concurrida de restaurantes, la mayoría buenos y caros, que se llama «Alcántara». Esta zona está pegada al río casi llegando al puente y a Belem y realmente es como un polígono industrial donde cada nave es un restaurante.

6ª ETAPA: 5 Mayo 2015
BUAHHHHHHHHH se acabó lo bueno. Tras el desayuno y despedirnos del amable dueño y de tan maravillosa ciudad, los chicos se fueron al parking a buscar el coche y emprendimos el camino de vuelta.

Paramos en Estremoz por necesidad y entramos en la «Pousada» que es muy bonita y tiene unas vistas preciosas desde sus salones.

También paramos en Vila Viçosa que es un pueblo medieval precioso. Hay que visitar el «castillo» (1279), la «plaza»  y también hay una «posada».

Estremoz

A continuación, ya muy cerca de España, paramos en Elvas para buscar un restaurante donde comer, que estaba cerrado.

Castillo de Vila Viçosa

Desde El-vas ya cru-zamos a Es-paña y fi-nalmente comimos un bocata en «el 301« que está en la Ruta de las bue-nas paradas en las Ctras. Nacionales. La A-5 lo pone bastante fácil: cuidan bien a los conductores a base de buena gastronomía, en su mayoría extremeña. ¡Que aproveche la ruta!

Pza. Mayor de Vila Viçosa

Bueno y de aquí ya a Madrid, a repartir a cada uno a su casa y………….. con gran pena………. hasta el siguiente viaje y el siguiente blog.
Ahhhhh y si quieres saber el PRESUPUESTO de este viaje, sólo tienes que ponerte en contacto conmigo. Viajamos 5 personas pero te digo cuanto costó POR PERSONA.








                              



¡NOS VEMOS ESPERO QUE PRONTO!
_________________________________________________________


ESTE VIAJE LO HICIMOS 5 PERSONAS, TE PUEDO DAR EL PRECIO Y ORGANIZÁRTELO IGUAL O CON LAS MODIFICACIONES QUE QUIERAS
ECHA UN VISTAZO A LAS FOTOS 
Vista panóramica del Monasterio de los Jerónimos en Belem
 
 

 



0 thoughts on “CASCAIS, COMPORTA (Portugal) Mayo 2015

  1. Anónimo dice:

    En ese viaje estuve yo. Lo organizó todo Alioli's Trips y resultó fantástico: alojamientos, restaurantes, excursiones, absolutamente todo. Fue un EXITO

  2. aliolistrips dice:

    Muchas gracias anónimo! Creo q ya sé quién eres jijiji

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *