Jueves 23 de Febrero 2017


Hoy tenemos visita concertada guiada en el Senado.
Frontón Neoclásico del Senado
El senado tiene 2 edificios, uno de nueva construcción de finales del siglo XX que es ampliación del antiguo; es de forma semicircular y tiene acceso por la calle Bailén. El edificio antiguo del siglo XVI, antiguo Colegio de la Encarnación, de religiosos agustinos calzados también llamado Colegio de doña María de Aragó (parte del complejo del Real Monasterio de la Encarnación). 
Tribuna del hemiciclo
Éste edificio tiene acceso por la Pza. de la Marina Española y conserva una interesante colección de obras de arte, entre las que destacan varias pinturas historicas del siglo XIX.
Sala de Plenos nueva
En la entrada principal, en las escaleras hay unos retratos muy bonitos de los presidentes del Gobierno desde Adolfo Suárez y de otras personalidades como Esperanza Aguirre, Cela, etc.).
Llegamos a la «Sala de plenos moderna» que es bastante fea, de arquitectura totalmente moderna y madera clara. Muy funcional, el «nuevo Senado» es obra de Salvador Gayarre. Destaca su espacio central, un inmenso patio —conocido como «el de los naranjos»— que esconde en su subsuelo algunas curiosidades como un aljibe —hoy cubierto— que fue, durante un tiempo, «piscina de lujo» para sus señorías. También una galería de tiro en la que entrenan los policías que trabajan en el Senado.
Antiguo hemiciclo
Desde el hemiciclo nuevo pasamos al antiguo, que se utiliza actualmente sólo para actos protocolarios.
Hemiciclo antiguo
Desde que las Cortes de Cádiz se trasla-daron a Madrid no ha hecho más que crecer, transformarse y cam-biar de nombre.
Techos del hemiciclo antiguo
Su primera «sesión» se celebró el 2 de mayo de 1814 en la iglesia de lo que era el convento de Doña María de Aragón, fundado en 1590. Su salón de sesiones, que tuvo que habilitarse apresuradamente, no era entonces más que un altar presidido por un retablo que la influyente dama de la corte de Felipe II encargó a El Greco, conservado hoy en Museo Nacional del Prado. En aquella iglesia se sentaron las bases del Estamento de Próceres de 1834 que pronto derivó en el Senado.
Techos antiguo hemiciclo
Este «Sala de plenos antigua» es estilo Parlamento Británico en el que las bancadas están enfrentadas. Terciopelo rojo para la oposición y azul para el Gobierno. Este último color se tapiza a la derecha o a la izquierda en función de la ideología de quien ostente el poder. Un «secreto» y una costumbre que se remonta al «turnismo» del sistema canovista y que todavía pervive.
antiguo hemiciclo
Desde el antiguo hemiciclo recorremos unos bonitos pasillos con impresionantes óleos con escenas acorde con el lugar donde nos encontramos. Llegamos al «Salón de los pasos perdidos»; ¡¡me encanta estar aquí!!. Toda la vida viendo en la tele este Salón (del cual me encanta ese nombre tan sugerente), y aquí me encuentro finalmente. 
Salón de los pasos perdidos
Las obras de arte más famosas están en este Salón, otro claustro del convento que sirve de sala de conferencias, escenario de conciertos, rodajes e, incluso, de capilla ardiente.«La rendición de Granada», de Pradilla recibe a quien pierde sus pasos por la sala. La escultura de Colón, de Juan San Martín y Serna, señala «La entrada de Roger Flor en Constantinopla»; de Moreno Carbonero. Hay más convidados de piedra en la sala: está Don Juan de Austria, Hernán Cortés y el Cardenal Cisneros: cristiandad, hispanidad y cultura.
Biblioteca del Senado
biblioteca
Por fin llegamos a lo que tanta expectación me producía a mí. Soy fan de las bibliotecas y llevaba tiempo queriendo visitar esta. ¡Es la joya del Senado!. Rodríguez Ayuso, dejó su impronta en una de las salas más impresionantes del Senado, su «biblioteca». Levantada en 1882 por deseo del Marqués de Barzanallana sobre uno de los patios del convento, no tiene nada que envidiar a la del Congreso de los Diputados. Por sus secretos, merece un capítulo aparte.

Biblioteca
El proyecto fue materializado en hierro dulce por Bernardo Asins, tal vez el mejor herrero de su tiempo y un personaje clave para entender la arquitectura y las artes decorativas de la segunda mitad del siglo XIX, al que, sin embargo, no se le ha reconocido lo suficiente.
Biblioteca
Puede sor-prender la elección de este material, pero, en aquel momento, se entendía que era el mejor medio en la lucha contra el fuego. En la memoria de todos estaba el pavoroso incendio que, en 1851, se llevó por delante casi dos tercios de los fondos de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, en Washington. El aspecto es como si fuera madera.
biblioteca
Es de planta rectangular y estilo neogótico de origen inglés, claramente inspirado en la fachada que Augustus Pugin y Charles Barry idearon para el Palacio de Westminster, de Londres. Parece que en cualquier momento va a entrar Harry Potter por allí. En uno de los rincones tiene una retorcidísima escalera de caracol, igualmente de hierro, para subir a la planta de arriba.
Biblioteca
La obra más antigua que posee la Biblioteca es la “Compen­diosa Historia Hispánica” de Rodrigo Sánchez de Arévalo, editada en Roma en 1470, siendo muy escasos los ejemplares que se conservan.
Desde la fabulosa biblioteca terminamos la visita y salimos por la fachada de la Pza. de la Marina Española. 
 
 
 
 
——————————————-
Este edificio de la calle Bailén es de los más bonitos de Madrid.
Fotos Alioli’s ©
 
 


 
 

0 thoughts on “VISITAS DE TARDE POR MADRID (II)

  1. FB dice:

    Impresionante la biblioteca.
    Sólo por eso merece la pena la visita.

  2. aliolistrips dice:

    Totalmente de acuerdo y más para mí que soy fan de las bibliotecas. Nos queda alguna más que saldrá en breve en estas visitas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *