Viernes 3 de Junio, 2016

Como todos los años cada cual viaja por su cuenta. Este año somos muy pocos, catorce, pero bien avenidos. Algunos han viajado en AVE y otros (como nosotros) en coche.

Folleto Alioli’s Trips
Nosotros salimos de Madrid sobre las 14.00 y llegamos aproximadamente a las 18.00h. Hacemos el check in y nos quedamos tranquilamente en la habitación deshaciendo equipaje y descansando del viaje.
Tenemos muchísima suerte porque la temperatura en Córdoba es muy agradable 23º y parece que se va a mantener así todo el Fin de Semana; otra cosa hubiera resultado insoportable dadas las temperaturas que se alcanzan en Córdoba en verano.
Tras deshacer equipaje bajamos a recepción y en una terracita que tiene el hotel a la entrada nos encontramos con el resto del grupo.
El hotel está en las afueras de Córdoba ya que los hoteles del centro resultaban caros para este viaje que siempre lo organiza alioli’s trips en plan económico. Al final este resultaba más barato incluso teniendo que coger algunos taxis para desplazarnos al centro. Estamos alojados en el Hotel «Eurostars Las Adelfas» que está en el precioso barrio residencial el brillante donde se ven unas casas fantásticas.
Piscina Hotel Eurostar Las Adelfas
Después de estar un ratito en la terraza tomando algo, pedimos unos taxis y nos vamos al lugar de la cena de hoy que está en una zona peatonal y resulta harto complicado llegar, sobre todo los que hemos cogido el coche.  No se puede circular por ninguna parte y se nos hace casi imposible llegar hasta que, del restaurante, nos dicen que podemos entrar con el coche y ellos se encargan de comunicar al Ayuntamiento que ese vehículo pasó a la zona peatonal porque se dirigía a su establecimiento; ¡¡¡menos mal porque fue horrible las vueltas que dimos!!!.
Finalmente llegamos a «Bodegas Campos» donde tenemos un menú acordado con ellos del que se ha ocupado Alioli’s Trips por supuesto. El menú no es barato (Córdoba es una ciudad 100% turística y esto se refleja en sus precios) pero al menos la relación calidad-precio es justa. Cenamos de maravilla en una mesa redonda en un reservado.  Bodegas Campos, si no lo conocéis merece la pena. Abrieron sus puertas en el año 1908, dedicándose a la   crianza de vinos de los pagos de Montilla y Moriles. Tras una laboriosa andadura, son hoy un referente gastronómico y cultural de la ciudad, caracterizado por su defensa de las tradiciones populares. Abierto al público desde el año 1964, está formado por un

Menú de la cena

interesante conjunto de antiguas casas y patios cordobeses de diversas épocas, conservados con el cariño y sencillez que son el emblema de la Casa. Tiene una bodega antigua que bien merece una visita también.

Bodega de «Bodegas Campos»

Tras la cena, donde nos pusimos al día sin parar de rajar, nos vamos a tomar una copa a «Sojo Fusión» sitio de copas muy cercano al restaurante, pegado al río, en la Ribera.
Llegamos al hotel a las 04.00 aunque, algunos que se cogieron un taxi antes de la decisión de ir de copas, llegaron antes; no se enteraron que el plan seguía…
Al día siguiente nos acusaron de querer darles esquinazo, metiéndolos en un taxi jijijiji  ¿Sería cierto?…

Sábado 4 de Junio, 2016
Siguiendo el programa al pie de la letra bajamos a desayunar a la hora estipulada a pesar de la poca dormida. El buffet es muy completo. Es una pena que no haya una terraza donde desayunar y el comedor esté en una planta sótano. En las fotos vimos una terraza junto a la piscina donde creíamos que servían el desayuno, pero no. El tostador hay que quemarlo y comprar uno nuevo. Ni metiendo el pan 4 veces, sale tostado.
Después del desayuno pedimos unos taxis que nos acercan al centro.

Pza. de la Corredera

Los taxis nos dejan en la Pza de la Corredera. El lugar donde hoy se encuentra esta plaza se cree que en su día ocupó parte del Circo Romano. Las intervenciones arqueológicas han rescatado, de esta época, unos fabulosos mosaicos, expuestos en el Alcázar que veremos mas tarde. 

Museo Julio Romero de Torres

Seguimos an-dando (insisto en mencionar la suerte con la temperatura) y pasamos por el Museo Julio Romero de Torres al que finalmente no entramos, pero sí hicimos alguna foto en el patio interior que tiene la casa que es una maravilla. A unos pasos del Museo se encuentra la Pza. del Potro, situada en el barrio de la Ajerquía, debe su nombre a la fuente renacentista que la preside, cuyo principal elemento decorativo es la figura de un potro.

Pza del Potro y posada

Tradicionalmente fue lugar de compra-venta de ganado y de actividades artesanales, tal y como demuestra la posada que se encuentra en la misma plaza.
Continuamos callejando hacia nuestro destino final que es el Alcázar. Vamos paseando por la Ribera, paralelos al Guadalquivir. Cada calle y callejuela de esta ciudad esconde un rincón maravilloso lleno de color por los balcones cuajados de flores sobre el encalado de las paredes. Pasamos por delante del Puente Romano (clásica vista de postal de Córdoba) y por la espalda de la Mezquita-Catedral y llegamos al Alcázar de los Reyes Cristianos, donde la visita es por libre.

Balcones y puente

Aquí no había cogido ningún guía porque sino se alargan mucho las visitas y esta bella ciudad tiene mucho que ver.

Puente Romano

Fortaleza y palacio de sólidos muros, encierra en su interior gran parte de la evolución arquitectónica de Córdoba.
Restos romanos y visigodos conviven con los de origen árabe en el majestuoso solar.
Empezamos la visita por los jardines que -al igual que en la Alhambra- todo gira en torno al agua, los canales de riego, etc. Los jardines del Alcázar ocupan actualmente parte del histórico de las antiguas Huertas del Alcázar, limitadas por los distintos lienzos de las murallas, eran abastecidas por aguas procedentes del río y de la sierra a través de conduccionesDespués de los jardines pasamos al interior donde se visitan los baños, las torres, los salones, y los fabulosos mosaicos que se encontraron en la Plaza de la Corredera como ya conté más arriba.

Alcázar y mosaicos

Es una maravillosa edificación árabe de las que no quedan en el mundo tan fantásticamente cuidada y conservada.
Después de la visita del Alcázar nos dirigimos hacia el restaurante de la comida paseando las callejuelas encaladas. Nos paramos a tomar un aperitivo en una terracita que nos costó encontrar en el barrio de la Judería. El hecho de que Córdoba sea una ciudad tan turística hace que los horarios sean para extranjeros (es la 1 de la tarde) y no nos dejen sentarnos en ningún sitio porque están todas las terrazas montadas para comer. Finalmente nos sentamos en un sitio a tomar unos calamares con una cerveza y a hacer tiempo hasta nuestra comida que es a las 15.00h. Descansamos, pagamos y nos vamos hacia «El churrasco» donde hoy tenemos un riquísimo menú cerrado por Alioli’s Trips. La mesa la tenemos en el patio del limonero que tiene un limonero a pesar de ser un patio cerrado. El churrasco es un clásico de Córdoba que se caracteriza por sus carnes y rabo de toro. En esta ocasión me decepcionó; lo recordaba mejor. El rabo de toro que cocinamos en casa le da mil vueltas.

callejeando

Después de comer, tiempo libre para que cada cual haga lo que quiera; hay algunos que vuelven a visitar el Museo y otros que nos vamos al hotel a echarnos una siesta.

Restaurante «El Churrasco»

Quedamos en la terraza del hotel a las 20.30 porque tenemos la visita guiada de los patios de Córdoba. Hemos quedado con el guía en la Iglesia de San Lorenzo. En este barrio están los patios que vamos a visitar. Ésta Es una de las denominadas iglesias fernandinas que se encuentra en Córdoba, en el barrio de San Lorenzo al cual da nombre. Fundada sobre una antigua mezquita que reemplazó una iglesia visigótica más antigua.

Iglesia de San Lorenzo

La iglesia, fue construida durante la segunda mitad del siglo XIII. Tiene un rosetón labrado maravilloso. Comenzamos a andar detrás del guía que nos lleva al primer patio. No sé si sabéis que son casas particulares, motivo por el que sólo se pueden visitar con un guía. Desde el año 1921 el Consorcio de Turismo de la ciudad organiza durante la primera quincena de Mayo un concurso de Patiosen el que los propietarios de estos engalanan sus viviendas con ahínco para conseguir el prestigioso galardón ofertado por el consistorio. 

Patios de Córdoba

Tuvimos la suerte de visitarlos en Junio que todavía se pueden visitar floridos y hermosos. Se han incluido en la lista de «Patrimonio cultural inmaterial de la humanidad» por la UNESCO. A pesar de haber estado en Córdoba varias veces nunca había visitado los patios.

Virgen y artilugio inventado para regar
Pza. de San Agustín

Qué belleza, qué frescor, qué colorido. ¡Me ha encantado!. Seguimos y entramos en otro patio que tiene la curiosidad de incluir un altar con una virgen y su correspondiente fuente con su palo con cubo en el extremo para regar. Visitamos un tercer patio que no merece tanto la pena. Hay patios en muchos barrios distintos de Córdoba y tantos barrios como patios y guías y visitas distintas. Tras la visita de 1 hora y media de duración, nos encaminamos al sitio de la cena que está en la orilla del río. Unos van andando y otros en taxi. El restaurante de la cena es a la carta en un sitio de tapas muy agradable «La Tinaja». Estamos en una terraza donde incluso pasamos frío los que no llevábamos chaqueta. Seguimos teniendo gran suerte con las temperaturas. Hemos empezado a cenar a las 23.00 y terminamos tarde, así que cogemos los taxis y de regreso al hotel. Hoy no hay copa. A dormir.

 
 


Domingo 5 de Junio, 2016
Exterior de la Mezquita

Desayunamos todos juntitos y nos vamos ya con los coches hacia la Catedral ya que tenemos la visita privada guiada a las 11.00h. Metemos el coche en el parking de la catedral y llegamos a la puerta del Patio de los Naranjos donde nos está esperando nuestro guía. ¿qué queréis que os diga de la Mezquita-Catedral que no esté dicho ya? Que, entres las veces que entres, a lo largo de una vida, te impacta, te sorprende, te abruma tanta belleza. No hay monumento igual en el mundo bajo mi punto de vista, ni mezquita semejante en el mundo árabe. Cuanto más viajas por el mundo más te das cuenta de las joyas que tenemos en España. Se empezó a construir como mezquita en el año 785, con la apropiación y reutilización de los materiales de la basílica hispano-romana de San Vicente Mártir, que se hallaba en su lugar, por los conquistadores musulmanes.

Interior de la Mezquita

El edificio resul-tante fue objeto de ampliaciones du-rante el Emirato de Córdoba y el Califato de Cór-doba. Con 23.400 metros cuadrados, fue la segunda mezquita más grande del mundo en superficie, por detrás de la Mezquita de La Meca, siendo sólo alcanzada posteriormente por la Mezquita Azul (Estambul, 1588). Una de sus principales características es que su muro de la qibla no fue orientado hacia La Meca, sino 51º grados más hacia el sur, algo habitual en las mezquitas de al-Ándalus. En 1238, tras la Reconquista cristiana de la ciudad, se llevó a cabo su consagración como catedral de la diócesis con la ordenación episcopal de su primer obispo, Lope de Fitero. El edificio alberga el cabildo catedralicio de la Diócesis de Córdoba, estando prohibido cualquier culto colectivo o rezo organizado no católico. En 1523, bajo la dirección de los arquitectos Hernán Ruiz, el Viejo y su hijo, se construyó su basílica cruciforme renacentista de estilo plateresco. Hoy todo el conjunto constituye el monumento más importante de Córdoba, y también de toda la arquitectura andalusí, junto con la Alhambra, así como el más emblemático del arte omeya hispanomusulmán.

Interior de la mezquita y la Catedral

Declarada como Bien de interés cultural y Patrimonio Cultural de la Humanidad como parte del centro histórico de la ciudad, se incluyó por el público entre los 12 Tesoros de España en 2007 y fue premiada como el mejor sitio de interés turístico de Europa y sexto del mundo; con razón te deja extasiado nada más entrar. 

Después de la visita a la catedral nos vamos paseando el barrio de la Judería, pasando por la calleja de las flores, hacia la Sinagoga donde hay un poco de cola porque sólo entran grupos de 50 personas.

La Sinagoga de Córdoba es un templo hebreo localizado en la calle Judíos de la Judería. Es la única sinagoga existente en Andalucía y una de las únicas tres que se conservan en España de esa época, junto a la Sinagoga del Tránsito y la de Santa María la Blanca.   
      
Después de la visita sin guía de la Sinagoga nos sentamos a tomar algo. Parte del grupo ya se ha marchado porque cogen un AVE pronto. Los demás «aperitiveamos» y después regresamos al parking a coger nuestros coches para emprender el camino de vuelta a Madrid.

Sinagoga

Este año, a pesar de que Alioli’s Trips tenía reservado el restaurante para comer por el camino como es habitual, no ha sido factible ya que el grupo se dispersó por el regreso en tren de algunos. Sin más dilación termina aquí el post del XX VIAJE PRIMOS a Córdoba de este año 2016.

Creo que ha resultado ser otro éxito de Alioli’s Trips no tanto por la afluencia de gente sino por el destino que ha ofrecido tanto.

 

 

 
 

¡HASTA EL AÑO QUE VIENE!

Aquí el reportaje del viaje


     

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *