No te pierdas al final los enlaces al video, a la guía foodie, y el resumen
 

7 de Octubre 2021

Después de más de 1 año y medio sin movernos en avión a ninguna parte por fin AliOli’s Trips & Foodie organizó este viaje para el puente de la Hispanidad, con 5 personas más; éramos un grupo de 6 finalmente, muy manejable.
Salimos de Barajas sobre las 16.00 horas, aunque dos de nuestros amigos van en otro vuelo que llega allí antes. Avión lleno hasta los topes y todos con mascarilla, pelín agobiante, aunque yo, desde que descubrí mi pildorita mágica, me da todo igual😃.
Vuelo sin incidentes y llegamos a Fuimicino (Roma) a las 18.38 con un atardecer precioso. No hay un aeropuerto más cercano para llegar a esta región desde Madrid. Nos pidieron todo tipo de pasaportes COVID, etc y nos dirigimos a recoger el equipaje que está en el 5º pino. Con las maletas ya en nuestro poder, vamos al sitio de alquiler de coches. Como siempre en mis viajes, he reservado el coche a través de AUTOEUROPE. Hacemos todo el papeleo y nos dicen la planta del parking donde «supuestamente» se encuentra nuestro coche.
Aterrizaje en Fuimicino
Llegamos al parking, los seis recorremos de izquierda a derecha toda la planta, y de dcha. a izda. cada uno para un lado y… ¡ni rastro!; subimos a otras plantas y bajamos a otras, por si se ha equivocado el tío, y… ¡ni rastro!. Una desesperación. Tampoco había nadie en la caseta de alquiler de LEASYS ni nadie a quién preguntar. Así que, sin más solución, uno del grupo vuelve a la terminal a preguntar dónde narices está nuestro coche. ¿A qué no sabéis dónde estaba el maldito coche?; ¡¡¡¡¡¡¡EN LA CALLEEEEE!!!!!!. Nos hicieron perder 1 hora. Por supuesto que he presentado una reclamación en AUTOEUROPE diciéndoles que cambien de representante en Roma porque son un desastre los de LEASYS. 
Hemos alquilado una furgoneta de 9 porque los coches de 7 al final las 2 personas que les toca ir detrás van incomodísimas y tampoco hay mucho espacio para el equipaje, así que, aunque es inmensa, todos vamos mejor. Con la «fragoneta de los malacatones» en nuestro poder (mira el video) emprendemos camino a nuestro hotel.
Por norma general en estos roadtrip lo que hacemos es irnos al punto más distante de las visitas, para luego estar más cerca y hacer un viaje de más a menos cansado; ya sabéis que la vida de turista es muy dura.
Yo había organizado con el hotel que nos reservaran en algún sitio para cenar porque iba a ser complicado encontrar algo abierto. Habían reservado en una pizzería cercana Trilogy Club, pero al ver que llegábamos a las 11 de la noche, les dije que lo dejaran que nos habíamos retrasado con el alquiler y que no iríamos al restaurante. Pero ellos (los del restaurante), súper amables, insistieron en que nos esperaban y allí que fuimos. Llegamos a la hora prevista y allí estaba el maestro pizzero y compañía esperándonos; ¡un puntazo!.

Rest. Trilogy Club

Primer sitio donde nos pidieron el pasaporte COVID y ya en todas partes durante todo el viaje fue así (restaurantes, Iglesias, museos, etc.). Puedes leer todos los post de todos los restaurantes en lo links azules. Después de cenar, nos fuimos al hotel. Llegamos agotados la verdad. Hemos recorrido 211Km desde el aeropuerto al Hotel. Ya teníamos las llaves de nuestras habitaciones porque desde el restaurante Fernando y Oscar se fueron al Castillo a recoger las llaves para que el dueño pudiera retirarse a dormir porque se iba a hacer muy tarde, mientras los demás pedíamos la cena de todos para que fueran haciéndola.

Castello di Ramazzano
Entramos en nuestro castillo Castello di Ramazzano como Pedro por su casa y nos instalamos. Lo peor de la llegada son los dos pisos para subir con maletas con tramos de escalera largos que, en estos momentos, se hacen más largos todavía. Las habitaciones las teníamos ya elegidas por internet viendo las fotos en la web del hotel. Así que directos a dormir que mañana nos espera un día largo. Debían ser sobre la 1 de la mañana cuando acabamos el día.

 

 

8 de Octubre 2021

Quedamos abajo a las 9.00. El comedor del castillo es muy austero, como toda la decoración interior. El desayuno bastante flojo, aunque luego nos enteramos que puedes pedirle lo que quieras a Vicenzo (el dueño) y ellos te lo preparan. De momento hoy sólo había pan de molde, zumos de bote y una mermelada. Los siguientes días mejoramos bastante.

Después de desayunar, yo ya ni subo las dos plantas otra vez;😓me he bajado el cepillo de dientes a los cuartos de baño de abajo y mucho más cómodo. Empezamos nuestro roadtrip, tras una sesión de fotos, en la pradera delantera del castillo con esas vistas espectaculares (tenéis que ver el video).  Bajo una lluvia fina, nos dirigimos a GUBBIO es una preciosa ciudad medieval en las laderas del monte Ingino. Fue fundada por el pueblo que da nombre a esta región, los umbros, tal y como queda reflejado en las tablas Eugubinas un conjunto de siete tablas de bronce con rituales y normas de una cofradía del Dios Jupiter. Documento clave para comprender y descifrar la lengua  de Umbría.
Gubbio

A su pasado como pueblo umbro le sucedió el dominio romano con el nombre de Iguvio. Es un pueblo medieval maravillosamente conservado. Dejamos el coche en el parking que hay a la entrada del pueblo porque es tan grande que nos da miedo no caber por las callejuelas.

Recorremos todo el pueblo, subimos hasta la parte más alta en un ascensor que te lleva y allí visitamos el Palacio de los cónsules, el Palacio Ducal y la Catedral que es maravillosa. Construida sobre una anterior iglesia románica, fue construida entre los siglos XIII y XIV. El edificio es de estilo gótico. El interior de la iglesia es de una sola nave con cubierta de arcos ojivales transversales que fueron construidos tras una restauración del siglo XX. En las paredes laterales hay pequeñas capillas, entre las que cabe destacar la Capilla del Santísimo Sacramento, construida en el S. XVI.
Catedral de Gubbio

En la pared derecha se conservan valiosos restos de frescos del S. XIII y de la Inmaculada Concepción de Virgilio Nucci realizados en el S. XVI, mientras que en la pared izquierda se conserva un altar realizado reutilizando un sarcófago romano con la representación de San Ubaldo. Particularmente digna de admiración es la rica zona del presbiterio.

De vuelta hacia el coche vemos una panadería donde entramos a comprar algunas «quisicosas» . Yo compré un pan para tostarlo para el desayuno de mañana. Con los paraguas que compramos en un puesto, volvemos al coche y emprendemos el viaje al siguiente pueblo; son ya las 13.30h. Se te van las mañanas con tanta cosa bella que visitar.
Llegamos a AREZZO (estamos en Toscana), aparcamos en un parking subterráneo y ahí es donde vemos que mejor buscar parkings al aire libre porque la furgoneta es tan alta que toca en los arcos de entrada.

Arezzo

Nos vamos directamente a comer al primer sitio que nos aparece abierto Il Covo dei Briganti. Tras la comida (16.00h) comenzamos a pasear este bellísimo pueblo, próximo al río Arno, que fue un importante asentamiento etrusco, existente ya en el S. IX a.C. Sirvió como bastión defensivo, fue un floreciente centro metalífero y cerámico y albergó un presidio permanente. 

Entramos en una tienda de producto típico italiano que me encantó Chiantineria. Llegamos a la Piazza grande que es una verdadera belleza de plaza  por los edificios de diferentes épocas que la rodean como en un escenario. Es de forma irregular, construida sobre un terreno inclinado, durante la época comunal fue el lugar del mercado, y en el Renacimiento se convirtió en el centro de la vida civil de la ciudad.
Piazza grande
Su aspecto actual se remonta al S. XVI, cuando se construyó el espléndido Palacio de las Logias, que domina la parte más alta de la Piazza Grande. El proyecto, firmado por Giorgio Vasari, se terminó en el 1595: el edificio se distingue por la sencillez de sus líneas arquitectónicas y por la gran elegancia de su pórtico. También es hermoso el palacio de la cofradía de los Laicos, construido en estilo gótico en la planta baja y renacentista en la planta alta. Llegamos a la Catedral. Desde 1278 su construcción pasa por diversas fases, concluyéndose en 1511. El interior tiene tres naves, sin transepto. Obras maestras del arte de las vidrieras son el ciclo de siete vitrales ejecutados por Guillaume de Marcillat (1516-1517 y 1522-1524).
Catedral de Arezzo
El altar mayor está documentado en el 1362, pero ejecutado precedentemente en fases diversas; en la segunda mitad del Trecento se hizo el gran altar de mármol, en un tiempo también pintada. El coro de madera de la capilla mayor se diseñó por Giorgio Vasari en 1554.
De 1330 es el cenotafio de Guido Tarlati, de Agostino di Giovanni y Agnolo Ventura, junto a la Maddalena de Piero della Francesca.
Cuando ya nos marchamos de Arezzo nos acercamos a merendar a una pastelería que recomiendan Pasticceria Tiffany. Son las 17.30 y nos vamos hacia el LAGO TRASIMENO, que me lo esperaba más bonito; también es verdad que está un poco nublado y el color del agua está grisácea. En el lago se encuentra el pueblo de CASTIGLIONE DEL LAGO que es bonito por su ubicación sobre el lago y amurallado. La verdad que las vistas panorámicas de este pueblo son más bonitas que desde su interior.

Castiglione del lago

Damos un paseo por el pueblo hasta subir al castillo. El pueblo realmente es una sola calle, no tiene mucho más que ver. Aquí se nos hace de noche, anochece antes que en Madrid (estamos más al oeste) y ya a las 19.30 es de noche. Las caminatas son tremendas y los kms de coche también. Os voy a ir poniendo cada día lo que caminamos. Hemos entrado en una tienda aquí y hemos comprado un queso trufado para el desayuno de mañana.

Como es pronto para cenar todavía, decidimos irnos a PERUGIA que, aunque nos toca mañana la visita, así lo vemos también de noche; ¡las ciudades iluminadas de noche me encantan!. Los parkings para llegar al centro de Perugia están a kms de distancia del centro (la pza. del IV noviembre), así que le echamos mucho morro y subimos con el trasto hasta la misma plaza. Con tan buena suerte que hay un sitio para aparcar y el horario de restricción del tráfico es hasta las 20.00h. y son menos cuarto. ¡Dicho y hecho!. Dejamos ahí el coche y nos vamos a recorrer esta magnífica ciudad.
Perugia de noche

No entramos en ningún edificio público; esto lo dejamos para la visita de mañana.

Paseamos por la Plaza del IV de Noviembre contemplando los maravillosos edificios que la rodean y la fuente. Tras una hora paseando, nos sentamos a cenar en Da Cesarino en la misma plaza. Estuvimos cenando dentro. Hace frío por las noches en esta zona de Italia. 
Terminamos de cenar a las 22.45h y nos volvemos al hotel que está cerquita. 
En el día de hoy hemos caminado 11Kms. y en coche hemos hecho 250Kms. (lo podéis ver todo en el mapa al final). 
 
 
9 de Octubre 2021
De nuevo quedamos a las 9 abajo porque el día es intenso como ayer. Hoy tenemos el pan que compramos que lo tostamos, el queso trufado riquísimo, y le hemos pedido a Vicenzo que mañana queremos zumo de naranja exprimido y miel y huevos, a lo que nos ha respondido que sin ningún problema. Después del desayuno nos vamos directamente a ASIS (lugar de nacimiento de San Francisco de Asís (1181-1226)donde hay taaaanto que ver!

En Asís buscamos un parking exterior en la parte alta de la ciudad, cerca del castillo. Hay varios parking pero pensamos que así, desde este, es bajada, y ya veremos cómo subimos. Caminando cuesta abajo te vas encontrando con esas callejuelas medievales preciosas y llegamos a S. Ruffino, Iglesia muy del estilo arquitectónico de esta zona, con esos rosetones de piedra impresionantes. San Rufino de Asís fue el evangelizador y primer obispo de Asís. Es venerado como santo por diversas confesiones cristianas. En el interior de esta Iglesia se encuentra la pila bautismal de Santa Clara y  de S. Francisco.

continuamos andando y llegamos a la Pza. del AyuntamientoA la derecha de la Torre, las seis columnas del Templo de Minerva te hablan de una época anterior a la medieval. Es probable que la plaza del ayuntamiento se encuentre en el lugar que antes ocupaba el foro, la plaza más importante de la ciudad romana donde se encuentra Iglesia de Santa María sobre Minerva que, aunque tiene andamios por fuera, el interior es una belleza barroca del S.XVI llena de pinturas en techos y paredes, construida sobre el templo romano de Minerva.

En esta placita ideal con un sol maravilloso nos sentamos a darnos un respiro con un café. Cuesta volver a levantarse con lo bien que se está. Seguimos bajando por las callejuelas donde hay tiendas idealesSeguimos hacia abajo y por fin llegamos a la hipnotizante Basílica de S. Francisco de Asís, lugar de peregrinación de todos los cristianos. Está enteramente realizada en piedra del Monte Subasio y posee tanto elementos en estilo gótico como en románico lombardo. En la fachada de la basílica superior de Asís destaca el grandioso rosetón central, el cual acapara enseguida la mayor parte de las miradas. En el año 2000 el comité UNESCO adhirió la Basílica de Asís en el Patrimonio de la Humanidad de Italia. 

Seas creyente o no, te recomendamos ver con tus propios ojos la Basílica de San Francisco de Asís, pues esconde algunas de las mayores obras de arte del país. Cada año, devotos de todas las partes del país, e incluso del mundo, llegan a la Basílica de San Francisco de Asís. El 16 de julio de 1228, tras dos años de su fallecimiento, el Papa de la época, Gregorio IX, puso la primera piedra de la actual Basílica de San Francisco de Asís.
Por supuesto, el templo se creó en honor al Santo. 
el imponente templo se divide en tres iglesias sobrepuestas: la cripta donde yace el Santo, la basílica inferior y la basílica superior de Asís. En la Basílica Superior es donde se encuentran los frescos de Ghiottouno de los precursores y creadores del Renacimiento en Italia. 

A los frescos del artista florentino se les conoce por «la Vida de San Francisco«, debido a que en las veintiséis escenas se representa la vida del Santo. Desde su juventud hasta su muerte, los diferentes episodios narran una biografía de S Francisco. ¡Impresionante esta Basílica!. Una vez fuera, saliendo por la basílica alta, se encuentra ahí una parada de taxis, que por 2€ por persona nos subió todas esas calles empinadas de nuevo a nuestra furgoneta que se encontraba en lo alto del pueblo, cerca del castillo que por cierto es otro punto a visitar la roca maggiore, Es una fortaleza defensiva medieval con unas vistas espectaculares a Asís y los campos de alrededor, ya que se encuentra a 500 metros de altura.

Nos subimos en nuestra furgo y nos dirigimos a PERUGIA, para visitarlo hoy de día. Como ya nos conocemos el tema aparcamiento porque estuvimos la otra noche, metemos la furgo en un parking exterior muy cerca de la Pza. IV Noviembre que es el centro neurálgico y cuyo nombre homenajea el día en que Italia dio por finalizada su participación en la I Guerra Mundial. Solamente por esta plaza, Perugia ya merece una visita, y es que atesora algunos de los edificios más impresionantes de la ciudad. En esta plaza, los etruscos tomaron sus decisiones más importantes desde el siglo III a.C; más tarde, sirvió de foro romano durante siglos, pasando después a plaza medievalTambién en la plaza nos topamos con La Fontana Maggiore coronando el centro de la piazza, obra de los célebres escultores Nicola y Giovanni Pisano a finales de 1200, cuyo talento puede admirarse en obras como el púlpito de la catedral de Siena o la laboriosa decoración de esta fuente, a través de la cual descubriremos los mayores logros conseguidos por la humanidad. 

Lo primero que hacemos es sentarnos en cualquier sitio a comer, sitio que ni menciono por el desastre que supuso. Después de una «comida» rápida entramos en la Catedral de San Lorenzo, un bello edificio que podría parecer más un palacio que una catedral por su fachada externa; su imponente interior es de estilo gótico. En la Pza. se encuentra también, El Palazzo dei Priori, probablemente el edificio más llamativo de la plaza, de bellísimo estilo gótico y color blanco piedra, nos transporta a la Perugia del siglo XIII donde los gremios de la ciudad tenían su sede en este mismo edificio.

Se puede visitar su interior en el que encontramos la impresionante Sala dei Notari,  una preciosa sala completamente llena de frescos, aunque hoy había una conferencia y estaba llena de butacas y pantallas. También dentro del Palacio de los priores se encuentra el Nobile Collegio del Cambio, la antigua sede de la banca de Perugia que posee una sala digna de visitar, la Sala delle Udienze. 

Esta maravilla fue cubierta de frescos entre finales de siglo XIV e inicios del XV, y fue obra de Perugino, uno de los mejores pintores italianos de la época. Además de esto, algunos de los frescos fueron acabados por uno de sus alumnos, ¡Rafael!. Para acceder a estos sitios hay que pagar entrada y la verdad que no son baratas. Desde aquí, salimos ya de la plaza y nos vamos a buscar la iglesia de San Severo es famosa porque alberga la única obra que queda de las muchas que realizó Rafael para la ciudad de Perugia. Se trata de un fresco que representa la Trinidad y los Santos.

La obra no fue terminada por Rafael, pues tenía demasiado trabajo en Roma y Florencia, así que el fresco fue finalizado por un anciano Pietro Perugino. De modo que la parte superior fue realizada por Rafael y la parte inferior por Perugino. El coste de la entrada es de 4€, el fresco es pequeño y no es realmente una Iglesia, sino que lo que queda es ese muro con ese maravilloso fresco. Ya son las 18.30 y está anocheciendo. Vamos al parking a recoger el coche y nos acercamos al pueblo de DERUTA donde yo quería ver las vajillas italianas.

Solo me gustan algunas de diseño de gallos que las he visto en los restaurantes italianos del grupo Bigmamma en Madrid. Son ideales pero son muy caras y al final no compré nada. Las puedes pedir también on line. Después por otros pueblos vi varias imitaciones mucho más económicas.

El pueblo no tiene nada que destacar, nada más que es el pueblo de la cerámica por excelencia, como si va a Talavera de la Reina.
Ya nos dirigimos de vuelta al hotel y paramos a cenar en Borgo Dei Conti; es un Relais & chateaux precioso. Puedes leer todo en la guía foodie.
Tras la cena de regreso al hotel. Hoy hemos recorrido 142km. por carretera y 8,7km. andando. 
¡Hasta mañana!
 

10 de Octubre 2021

Último desayuno en nuestro Castello que ha sido ya mega completo y última charla con Vicenzo. Hacemos el check out porque hoy nos vamos a un hotel más al sur.

Empezamos las visitas del día en SPELLO, otro pequeño pueblo medieval que pateamos, arriba y abajo. Es bonito, pero lo es más en primavera porque es el pueblo de las flores. Cada año, con motivo de la festividad del Corpus Christi, Spello se adorna con increíbles alfombras florales que perfuman sus calles durante el festival de la Infiorata.

Tiene una bonita muralla con torres y 2 puertas de entrada por donde se accede al centro histórico y sus joyas arquitectónicas: la capilla de Tega del siglo XIV, adornada con una espléndida Crucifixión del Alumno; la colegiata de Santa Maria Maggiore, que cuenta con el portal románico original y la preciosa capilla Baglioni, con un ciclo de frescos de Pinturicchio. Aquí también se puedes visitar la Villa de los mosaicos que sinceramente no visitamos porque, una vez vista la villa Romana dei Casale en Sicilia, no puede haber una villa más maravillosa y mejor conservada ¿lo conoces?.

Volvemos al parking y nos dirigimos a FOLIGNO, pueblo que tiene todas las visitas concentradas en la Piazza della Repubblica donde se encuentran la mayoría de las atracciones y lugares de interés de la ciudad: La Catedral de San Feliciano, el Palazzo Trinci, el Palazzo Orfini y el Palazzo Pretorio.

Todos los edificios se encuentran cerrados y la catedral además con andamios ¡ohhhhhh qué lástima!, pero bueno la plaza es una auténtica belleza. En esta plaza comenzó su obra misericordiosa San Francisco de Asís.

Nos vamos al hotel Borgo della Marmotta a dejar a uno de nuestros amigos porque tenía que trabajar. No hacemos check in ni nada pero, ya que estamos comemos aquí. No he incluido la comida en la guía foodie porque yo me cogí un rebote considerable y no considero que sea para incluirlo.

No hay cosa que me ponga de peor humor que comer mal y, sobre todo, que me tomen el pelo con la comida. Queríamos hacer una comida rápida y yo pedí una ensalada; a pesar de que no existía en carta me dijeron que me la preparaban y lo que me trajeron fue de tomadura de pelo (habían cogido restos de cosas que tenían por ahí y era incomestible), y para colmo me la cobraron.

Bueno… detalle sin importancia ya que no es éste un viaje gastronómico como otras veces; hay que adaptarse siempre al grupo. Después de «comer» nos vamos a RASIGLIA. Estos pueblos están cerquísima unos de otros pero las carreteras son tremendas de curvas y se tarda una barbaridad en llegar. Además hace mucho frío. En Rasiglia aparcamos en una esplanada que es el parking y, ¡tiene gracia!, porque, en vez de cobrarte una tarifa, tienen un puesto de productos artesanales locales en el que tienes que comprar algo y así pagas tu parking. Vicenzo nos lo había recomendado como la Venezia dell’Umbria y esto es un poco exagerado.

No deja de ser un pueblo pintoresco con antiguos molinos que mueven ríos de agua por todo el pueblo; ¡curioso!.

Ahora nos dirigimos a MONTEFALCO, de nuevo por una carretera de curvas, que es el centro de Italia, una especie de nuestro Km.0. Aquí en el centro de una plaza se encuentra una piedra con los puntos cardinales indicando eso. Hemos llegado ya de noche, son las 18.45h.

La placita es muy mona y acogedora. Aquí nos sentamos en la terraza de una «Enoteca» súper agradable, que tiene un caldero encendido con leña, además de estufas y se agradece; os digo que hay 6º de temperatura. Yo comí a esta hora una tabla de embutidos (antipasti) y los demás también picaron de aquí y tomaron café. Es un pueblo muy pequeñito que también tiene su puerta de entrada para cruzar la muralla.  Llegamos al coche que lo habíamos aparcado extramuros. Volvemos al hotel, ahora sí entramos en nuestra habitación que es preciosa (lee todo en el enlace). Llegamos a las 20.15 y ya no nos da tiempo de descansar nada porque nuestros amigos (que estaban en el hotel) han reservado en un sitio que han recomendado en recepción (Le Casaline) y ya nos tenemos que ir. Está aquí cerca y, además, nos invita nuestra amiga Gloria por su cumpleaños. ¡Estupenda noche!. De nuevo se nos hace tarde y llegamos muy cansados.

Hoy hemos recorrido 145km. en coche y hemos caminado un total de 10,200Km.
 
11 de Octubre 2021
Desayuno en este hotel donde pasaremos las 2 últimas noches.

En el interior del comedor de piedra porque bajamos los primeros y pensamos que en la terraza puede hacer frío para los demás. El desayuno está mejor que el del Castello, más completo y variado.

Vamos al parking y nos dirigimos a ORVIETO, sin saber realmente lo que nos íbamos a encontrar aquí en un pueblo de 20.000 habitantes un poco más pequeño que Algete (Madrid).Orvieto es una pequeña ciudad medieval situada sobre una gran roca volcánica, de más de 50 metros de altura, desde la que domina todo el valle de alrededor. En el subsuelo de esta montaña de piedra se esconde otra ciudad subterránea, con kilómetros de galerías y pasadizos, que la convertían en un lugar inexpugnable. 

Orvieto, cuya historia se remonta hasta los etruscos, cuenta con uno de los centros históricos más importantes de Umbría.
Aparcamos y empezamos el paseo a pie; llegamos a la Catedral y nos quedamos sin aliento. No esperaba yo encontrar esto. No me gusta tampoco mirar antes del viaje las cosas a ver (las miro llegados al pueblo) para precisamente dejarme sorprender. La catedral de Orvieto es del S. XIV, aunque según las fuentes, la primera piedra fue colocada en 1290.

El edificio fue construido por orden del papa Urbano IV para conmemorar y ofrecer un lugar de culto adecuado al milagro eucarístico de Bolsena. Es considerada como una obra maestra de la arquitectura gótica italiana. ¡IMPRESIONANTE!, los mosaicos de fachada, los dorados que reflejan el sol de una manera hipnotizante, etc. La pared lateral que tanto recuerda a Florencia está construida a base de hileras de basalto y travertino. En el interior, la Catedral es de planta de cruz latina, articulado en tres amplias y elegantes naves, con cubierta de vigas y las mismas franjas alternas de travertino y basalto que se encuentran en el exterior.

Pero tengo que destacar la Capilla de la Virgen de San Briziodecorada con frescos de pintores como Fra AngelicoBenozzo Gozzoli Peruginocon la indescriptible obra maestra del Juicio Final, realizada entre 1500 y 1503. Esta capilla es una joya del nivel de la Capilla Sixtina, sólo que sus autores no son Miguel Angel y es anterior (1473-1481) a esta que nos ocupa.  Después de la visita a la catedral nos acercamos a la Piazza del popolo donde se encuentra el Palacio del Popolo. 

Este majestuoso palacio fue construido alrededor del siglo XIV y fue el hogar de una figura institucional muy importante en la vida política de la ciudad en la época medieval: el Capitano del Popolo. De aquí nos vamos a comer al café Montanucci un clásico en la ciudad.  Tras la comida vamos a la Torre del Moro adónde se puede subir pagando un ticket de 2.80€; es uno de los edificios medievales mejor conservados que ver en Orvieto.

Desde lo alto de la torre -tras subir 250 empinados escalones aunque un ascensor te evitará subir una parte de ellos- se disfruta de unas maravillosas vistas panorámicas de toda la ciudad,

con el fabuloso Duomo destacando sobre el resto de edificios. También en Orvieto se puede visitar el Pozo de S. Patricio que no vimos porque, tras ver las fotos, pensé que era igual que el de la Quinta da Regaleira en Sintra que ya conozco. Pero es una obra de ingeniería renacentista que cuenta con 63 metros de profundidad y 13 de anchura, llegando hasta el agua que se encuentra debajo de la gran piedra volcánica sobre la que se levantó la ciudad.

Puedes ver el fondo del pozo de Orvieto descendiendo por sus 258 escalones. Otra visita que puedes hacer al salir de la ciudad es la Rocca Albornoziana, fortaleza construida a mediados del siglo XIV por voluntad del cardenal Albornoz. Ha sido destruida y reconstruida en numerosas ocasiones, quedando hoy en día muy poco de su estructura original. La fortaleza alberga unos preciosos jardines, siendo un lugar privilegiado para ver Orvieto y todo el valle de alrededor.

Nos vamos de Orvieto a BAGNOREGIO, distancias muy grandes y malas carreteras. Este es un pueblo fundado originalmente por los etruscos ¡hace 2.500 años! En aquellos tiempos, la ciudad estaba formada sólo por una aglomeración urbana y en el lugar de la actual Civita se encontraba la acrópolis con los templos y el foro. 

Ubicado entre el Río Chiaro y el Río Torbido, rodeado y protegido por el Valle de los Calanchi, este pequeño altoplano se encontraba en una posición absolutamente estratégica. Además, la presencia de la cercana desembocadura del río Tíber constituía una importante vía comercial y de comunicación. Contaros que dejamos el coche en un parking y, cuando nos dirigíamos al puente para cruzar hasta el pueblo, yo me caí tropezando con un escalón y me hice una avería importante en la cara, sangrando por la frente, rodillas destrozadas, etc. ¡Vamos!… que les reventé la visita a mis amigos porque tuvimos que volver al coche, irnos a una farmacia y curarme y tapar las heridas, unido al mareo y dolor de cuerpo que tenía. Pero os pongo este pueblo por si os gustase visitarlo.

Así que, tras el incidente/accidente, ya curada, y reposada en el coche, nos vamos a TODI. 

Dadas mis circunstancias aparcamos en la misma Plaza del Pueblo (con todo el morro), corazón de la ciudad y joya arquitectónica del Renacimiento de Umbría, con los famosos Palacio del Capitán y de los Priores, marco monumental de la bella Catedral, con las numerosas iglesias de diferentes épocas.

La plaza construida sobre los restos del antiguo foro romano de Todi representaba, desde el S. I a.C., el centro político, religioso, económico y cultural de la ciudad. En un marco de fuertes pendientes, los arquitectos romanos crearon una plataforma rectangular en la cima de la colina, rodeada por los edificios civiles y religiosos más importantes. La ciudad moderna aún conserva su antiguo equilibrio.

Caminando por el casco antiguo llegamos a la Iglesia de la Nunziatina, preciosa Iglesia prolíficamente decorada en paredes y techos con frescos.

Volvemos a la plaza y nos sentamos en una cafetería a merendar. Un clásico en esta ciudad el Gran caffé Serrani. Después de merendar (son las 18.15h) nos vamos a SPOLETO que es donde tenemos reservada una mesa para cenar en un sitio muy apetecible Ristorante Apollinare donde sin duda hicimos la mejor comida de todo el viaje ; insisto en que no era este un viaje gastronómico. La cena fue interminable por el pésimo servicio y se nos hizo muy tarde. Llegamos al hotel pasadas las 00.00h. A dormir que mañana es nuestro último día.

Hoy hemos recorrido 209Km. en coche y hemos caminado 8Km.
 
12 de Octubre 2021
Hacemos el check out y se portaron muy bien en el hotel porque yo me había quejado de lo difícil que me había resultado la comunicación con ellos en la organización del viaje y también de que, al llegar, las habitaciones elegidas con antelación, no eran las que nos dieron y tuvimos que recorrer el complejo para buscar las que realmente habíamos elegido.

Por este malentendido nos hicieron un descuento y también a nuestros amigos que no les había funcionado el agua caliente no les cobraron ninguna de las 2 noches. Cierto que fue un desastre lo del agua, pero yo pensaba que les anularían el pago de 1 noche y no de toda la estancia. Gran manera de resolver los problemas ¡ole!.

Nos ponemos en marcha con todo aclarado hacia Fuimicino y en el camino paramos en la Cascada de Marmore, que es una cascada artificial creada por los romanos. Hace unos 2.200 años, aquí no había cascadas. El río Velino, el cual forma las cataratas, tomaba un camino completamente diferente y terminaba en un pantano dentro de las llanuras de Rieti. Las aguas estancadas del pantano se consideraron poco saludables por lo que el cónsul romano Manio Curio Dentato, preocupado por la salud de los residentes, ordenó la construcción de un canal.

Aquel canal tendría el objetivo de drenar el pantano y dirigir el exceso de agua hacia el acantilado natural en Marmore, creando la cascada. La cascada descarga el agua dos veces al día. Se encuentra en un parque natural y cuesta 10€ la entrada. Nosotros no entramos porque vamos con el tiempo justo para coger el avión, pero desde fuera se puede ver un poco.

Llegamos a VITERBO, calles adoquinadas que conforman uno de los conjuntos medievales mejor conservados de esta parte del centro de Italia. Una vez empezamos nuestro recorrido, una de las primeras paradas que tenemos que hacer es la del Palacio de los Papas, lugar que se convirtió durante 24 años -concretamente desde 1257 hasta 1281- en la residencia del máximo representante de la iglesia católica debido a la hostilidad y a la constante violencia que se daba en Roma.

A pocos pasos de este edificio, nos recibe el Duomo, también llamado la Catedral de San Lorenzo de origen románico y construida, según cuenta la leyenda, sobre un templo etrusco dedicado a Hércules. La catedral es muy pobretona por fuera y por dentro. Podemos continuar el paseo hasta la Plaza del Plebiscito. Aquí se alzan el Palazzo dei Priori y el Palazzo Comunale. Tras la paseata por Viterbo nos sentamos en una placita a comer rápido para irnos al aeropuerto. Última comida en Italia😢. 

Llegamos a Fuimicino bastante antes de nuestro vuelo porque 2 de nuestros amigos tenían un vuelo anterior. Devolvemos el coche (kms. en recogida 8.473 y en devolución 9.738=1.265Km recorridos) sin problemas en este caso (no como a la llegada) y nos vamos a recorrer tiendas de aeropuerto.
Hoy hemos hecho 233Km. y caminado (una vez en Barajas) 7,800Km

______________________________________________________________________________________________________________________________

RESUMEN

Desde mi última vez en Italia he encontrado que han invertido algo de dinero en mantener su patrimonio más conservado; también he observado que han arreglado las carreteras (autopistas y generales), aunque nosotros nos hemos movido mucho por carreteras comarcales, para llegar a los pueblos inhóspitos, que no estaban arregladas.
Ha sido una gozada viajar en estos momentos de «todavía pandemia» porque no había turismo y, el poco que había, era local. No nos hemos cruzado con ningún español, lo que me hace pensar que la gente que volaba en nuestro avión, se quedó el puente en Roma, Florencia, y lugares de Italia mucho más visitados y turísticos que la región de Umbria.
Es una región poco conocida y no por ello menos llamativa y cuajada de arte y belleza. Región con infinidad de Iglesias maravillosas (lo que más abunda), y palacios.
Pienso (habría que hablar con mis acompañantes) que el viaje ha sido otro éxito de AliOli’s Trips y nos gustará repetir. Lo que sí quiero intentar en el próximo viaje es tener más ratos de descanso, y disfrute de los hoteles, en un buen salón, con un gin tonic y una partida de cartas; eso nos ha faltado.
No ha sido un viaje gastronómico (tipo @aliolisfoodie) porque nos tenemos que engranar y adaptar en el grupo de seis; los que conocéis mis viajes a solas con mi😇 sabéis lo que suponen en el ámbito gastronómico.
__________________________________________________________________________________________________________

📹VIDEO DEL VIAJE📹

(Te aconsejo cambiar la calidad de imagen a 1080p antes de la visualización)
___________________________________________________________________________________________________________
LISTA CON TODOS LOS VIDEOS DE UMBRIA AQUI
__________________________________________________________________________________________________________
🍝GUÍA FOODIE UMBRIA AQUÍ🍝
___________________________________________________________________________________________________________
El mapa con los itinerarios, al final no hicimos todo, es imposible, no había tiempo
 

 

 
 
 
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *