Miércoles, 5 de Diciembre 2018
 
Salimos de Madrid a las 13.00 horas sin ningún tráfico y con buen día afortunadamente, ya que nos temíamos un viaje de 800 km con lluvia y eso es tremendo.
Sin ninguna incidencia, más que las necesarias de gasolina y algo más, llegamos al Landa donde vamos a comer algo rápido. El conductor (mi😇)no quiere hincharse a comer porque luego le esperan aún muchos Kms. En Landa comimos en la cafetería maravillosamente como siempre con ese súper ambiente que hay.
COMIDA EN LANDA
Pasamos la frontera por San Sebastián y, ya en Francia, paramos en un área de servicio a echar gasolina y tomar un café; área de servicio que más bien parecía un Centro Comercial, vendían hasta ropa. A las 10 de la noche llegamos a nuestro hotel Cap-de-Castel en Puylaurens. En el enlace tenéis toda la información necesaria sobre este hotel ideal en una placita super tranquila en mitad de la nada. Como ya comento ahí, tuve un pequeño error con la ubicación del hotel (creo que se me movió la marca en el mapa; Ayyyy esos deditos!!👇🏽) y pensaba que estaba más próximo al recorrido norte de lo que realmente estaba. Esto nos supuso hacer algún kilómetro más pero que tampoco pasa nada. Lo nuestro es la carretera y los #roadtrip.
Nada más entrar por la puerta del hotel (Chambres d’hôtes realmente) que es un hotelito casi rural, estaba esperándonos David, el propietario. Entretenido charlando en el comedor con otra pareja. Salió a recibirnos y nos preguntó si habíamos cenado; pregunta que me alegró enormemente porque ya me veía sin poder cenar en ningún sitio dada la hora que era. Nos ofreció amabilísimamente la cena. Nos acompañó a la habitación que habíamos reservado (en un edificio anexo) (puedes leer los detalles en el link de más arriba), nos lavamos las manos y bajamos a cenar.
CENA EN CAP DE CASTEL
También os cuento la cena del hotel en el enlace. Muy Agradable cena con sólo otras 2 personas en el comedor y con la amena charla de David que además habla un español perfecto. Nos fuimos a la habitación nada más terminar de cenar a descansar. La habitación muy amplia y con vistas pero no llega la wifi y hay un extractor en el baño que hace mucho ruido así, que decidimos pedir un cambio para el día siguiente. Eso sí… la cama comodísima.

 

 
 
 
 
 
 
 
Jueves, 6 de Diciembre 2018
 
Nos despertamos pronto (08.30) porque la vida de turista es muy dura y queremos ir a los pueblos que ahora (tras moverse el hotel en mi mapa; ¿magia?😂) están un poco más lejos. Es la ruta de pueblos amurallados de Midi Pyrénées (Villages Bastide).
COMEDOR DE CAP DE CASTEL
Bajamos a desayunar al mismo comedor agradable de anoche y, con la chimenea encendida, desayunamos de maravilla; 15€ cuesta el desayuno por persona; en Francia siempre va aparte del precio de la habitación. Plum cake casero, buenos croissant, buen pan y buen zumo; para mí lo más rico de los desayunos. Puedes ver el video aquí. Después del desayuno salgo fuera a hacer algunas fotos y -charlando con la hermana de David que es la encargada del desayuno- me cuenta que hay otro edificio anexo que era un Chateau de los cátaros en el que tienen el proyecto de abrir una sala de reuniones y un SPA. También aprovechamos ahora para ver la habitación a la que nos cambiamos. Ellos se encargan de bajar el equipaje. Nos quedamos con la «Cocagne Terre 2» que a mi me gusta más que la anterior a pesar de ser más pequeña.

Cogemos el coche y nos encaminamos al primer pueblo en nuestra ruta Gaillac y Brens que son dos pueblos que están tan juntos que no te enteras bien que vas de uno a otro. Son bonitos pero sin más; Gaillac tiene alguna tiendita mona.

BRENS

El río le da un poco más de belleza a la vista general del pueblo. Este roadtrip ha ido de menos a más según visitábamos más y más pueblos.

De aquí llegamos a la bastida de Castelnau-de-Montmiral que es un pueblo con una preciosa plaza de arcadas y casas de ladrillo con entramado de madera (que tan típicas son de Normandía). Esta villa amurallada fue fundada en 1222 por Raymond VII, conde de Toulouse.
De aquí vamos a Puycelsi, encantador pueblecito con una tranquilidad que relaja cuerpo y espíritu. Se llama «la fortaleza de madera» con 800 metros de muros, ya que domina el bosque Grésigne. Aparcamos y lo recorremos descubriendo una sucesión de casas de ladrillo y madera con esas contraventanas de madera pintadas en alegres colores conservadas con exquisito cuidado y cariño.
CASTELNAU-DE-MONTMIRAL

También aquí se encuentra la Iglesia de Saint Corneille, compuesta de una sola nave. Templo en estilo gótico del sur, y el retablo levantado en 1689. Fue restaurado en 1987 su interior pero todavía está necesitada de un buen arreglo.

IGLESIA Y AYUNTAMIENTO PUYCELSI
CORDES-SUR-CIEL

Desde el coche empiezo a llamar a varios restaurantes en Cordes-Sur-Ciel porque se nos pasa la hora de comer. Casi todos están cerrados o no dan nada más que cenas. Por fin consigo dar con uno que me dice que está abierto. Nos dirigimos a Cordes-Sur-Ciel catalogado como uno de los pueblos más bonitos de Francia en el listados «des plus beaux villages de France» que se divisa majestuoso desde la carretera encaramado en lo alto de una montaña como buena fortaleza. La primera bastida -ciudad fortificada- de Francia fue construida en el año 1222 por Raimon VII, Conde de Toulouse. Su intención era crear una fortaleza que defendiese sus territorios y dar un lugar para vivir a las numerosas familias que habían sido desperdigadas por la región debido a las continuas guerras religiosas que la asolaron. Verdaderamente es una gozada también viajar en estas fechas porque están los pueblos para nosotros solos. Creo que en verano este pueblo está intransitable. Es bonito aún en otoño; las enredaderas tienen colores preciosos y la panorámica de todo el valle desde lo alto es maravillosa. 

CORDES-SUR-CIEL

En Cordes pudimos apreciar varios edificios góticos mientras dirigíamos nuestros pasos, calle arriba, hacia la famosa iglesia de St Michel. Esta es la historia de la Iglesia: Raimon VII permitió que la mayoría de habitantes de la ciudad fueran de la secta religiosa de los cátaros. Ellos creían que al principio de los tiempos existían dos dioses. El dios bueno venció al malo y éste, como revancha, decidió secuestrar el alma de los seres humanos haciéndoles perder la memoria de cómo llegar al bien. Para los cátaros, la única forma de volver a encontrarse con el dios bueno es llevar una vida totalmente pura. Sin concederse placeres corporales, sin posesiones valiosas, sin cometer pecados.

MURALLA Y CALLE DE CORDES

Ahora que ya estamos en la calle principal, lo 1º es buscar el restaurante (para que no nos cierren) que no aparece ni con google maps a pie y, tras dar mil vueltas, y con la idea ya de irnos sin comer, pregunté y me dijeron «Es ese»; y sí, ¡Voilà! ¡estábamos delante!; pero resulta que pone otro nombre en la puerta y parecía una tienda. Comprobamos después que efectivamente es una tienda también. Nos dicen que volvamos en 10 minutos que se levantará alguien y paseamos un rato hasta que ya conseguimos sentarnos. El restaurante se llama «La table d’Yvonne» (los detalles en el link). Después de comer paseamos el pueblo completo hasta las murallas y la Iglesia; también tiene un Halle (antiguo mercado cubierto) muy bonito.

CATEDRAL DE ALBI

Tras una estupenda comida, retomamos el coche y nos vamos hacia Albi donde llegamos ya casi de noche; es lo malo de esta época que los días son muy cortos. Albi ya es una ciudad (quiero decir que no es un pueblo), con gente y súper animada (a pesar de que caen 4 gotas a ratos). 

PUERTA DOMINICA DE FLORENCE
Aparcamos en un parking y vamos caminando hasta la Catedral de Sainte Cécile que es impresionante. Muy fea por fuera pero preciosa por dentro. Es muy curioso ese pórtico que parece que lo hayan traído de otro sitio y lo hayan pegado al acceso principal… pues… algo de eso hay: En el exterior, el edificio se enriqueció (hacia 1392) con la puerta Dominica de Florence.
CORO CATEDRAL DE ALBI

La catedral de estilo gótico meridional precisó de 2 siglos para su construcción, de 1282 a 1480. Sus 18.500 m2 de frescos y decoraciones hacen de la catedral Sainte-Cécile la más grande pintada en Europa pudiendo leerla como una Biblia ilustrada y también es la más grande construída en ladrillo.  Es hoy una de las catedrales más visitadas de Francia.   El coro alto de los canónicos que ha sido renovado recientemente gracias al World Monuments Found. El deambulatorio, el pasillo que rodea la capilla mayor, presenta estatuas de piedra tallada por artesanos bourguignons. Observa todo los detalles de las ropas, los rasgos de las caras, los pliegues de la piel… estos aspectos nos dan la sensación de que las figuras pueden despertarse en cualquier momento…. 

CERCADO DEL CORO

Las 200 estatuas hacen de esta obra de finales de la Edad Media una de las más importantes de Francia. Artistas franceses esculpieron en gótico flamígero el ambón y el cercado del coro (1475-1484). Este conjunto de piedra está adornado con una magnífica estatuaria policromada, testigo único de la calidad de la escultura francesa del siglo XV.

Tras la visita a la catedral paseamos por las calles comerciales que están todas decoradas de Navidad y abarrotadas de gente. También visitamos el Claustro de Saint-Salvi

CLAUSTRO DE SAINT SALVI
Lamentablemente me quedé sin poder visitar el Museo Lautrec porque estaba ya cerrado. Regresamos al parking y ya de vuelta al hotel a descansar un rato que son las 18.00 y se hace de noche. 
Al llegar al hotel aprovecho para hacer algunas fotos de la habitación a la que nos cambiamos esta mañana. Descanso hasta las 21.00h. que había reservado en un sitio estupendo en Castres.
Llegamos sin incidentes con los Gillet jaune, que están en todas las rotondas, a «La part des Anges» donde cenamos de maravilla (detalles en link).
Vuelta al hotel y a dormir que ha sido un día durillo.
 
Viernes, 7 de Diciembre 2018


Madrugamos un poquito, menos que ayer, desayunamos, aprovecho para hacer unas fotos del exterior del hotel y de las vistas (en días claros se ven los Pirineos), coche y hacia Lautrec.

PLAZA DE LAUTREC

Llegamos sobre las 11.15h y dejamos el coche aparcado perfectamente (otro pueblecito desierto); en la plaza del pueblo hay algunos camiones-mercado donde compran las 3 personas que merodean por ahí. La Iglesia de Saint-Rémy, monumento del siglo XIV, casas de madera, el molino de viento, las salas del siglo XV, silos subterráneos, el antiguo lavadero, son algunas de las cosas que encierra este pueblito.

MOLINO DE LAUTREC

Desde aquí camino de nuestro siguiente destino, el navegador nos mete por una carretera terrible de curvas subiendo un monte, que me agobió bastante, estrecha y con precipicio a la derecha. No nos cruzamos nada más que con 1 coche en todo el recorrido. Pero he de reconocer que era una belleza de carretera con un río abajo y un otoño impresionante en ese bosque en el que nos metimos. Por fin llegamos al Château de Saissac que tiene una bonita perspectiva desde un alto y al pueblo de Montolieu que es más bonito desde fuera que sus callejuelas; en este pueblo se encuentra la Real Fábrica Textil levantada en 1739 por orden de Luis XV, Rey de Francia; hoy en día está totalmente derruída, lo cual es una pena porque está en un edificio precioso. 

MONTOLIEU

Salimos de Montolieu y ya llegamos a nuestro último destino que es Carcassonne. Lo primero que hacemos es buscar un sitio donde comer y vamos a tiro hecho a un sitio que mencionan en TripAdvisor y en Google Maps como apetecible de sandwich y bocadillos gourmet; pero resulta…. ¡¡¡QUE NO EXISTE!!! increíble. Así que nos acercamos a la Place Carnot que es una plaza que está super animada con cantidad de puestecitos de Navidad y muchos restaurantes y sitios donde comer alrededor. Hace sol y mucha gente está sentada en las terracitas de los restaurantes; eso sí… bien abrigadas!!!

La Cité desde Hotel les trois couronnes

Nos sentamos en «picnic café« a comer, uno de crêpes, ensaladas, etc.; algo rápido. Tras la comida nos acercamos al Hotel les trois couronnes, no te lo pierdas tiene las más maravillosas vistas de la Cité. Sube en el ascensor hasta la 4ª planta y a tu derecha al salir del ascensor hay unas escaleras que suben  a la terraza. No te conformes con las vistas desde abajo porque puedes subir sin problemas.

Nos vamos de Carcassonne a otro pueblo que está cerca de aquí. Llegamos a Mirepoix, importante bastida medieval fundada por los fenicios.

MIREPOIX

En 1209 se convirtió en una de la más importantes ciudades de la zona, al serle otorgada la carta de costumbres y privilegios. Durante los siglos XII-XIII se concentró en ella el mayor número de casas de Perfectas en la zona, amparadas por el señor de la región, Peire Roger de Mirepoix cátaro. 

MIREPOIX

En 1289 una súbita crecida del río Hers produjo la inundación de la ciudad quedando casi totalmente destruida. Fue reconstruida de nuevo en la otra margen del río. La ciudad conserva casi intacto su aspecto medieval de finales del siglo XIII cuando fue reconstruida. Se encuentra envuelta dentro de una muralla en la que se puede encontrar una magnífica puerta de entrada a la ciudad del siglo XIII. La Gran Plaza de los Porches (Place des Couverts), se encuentra rodeada por porches y soportales de madera tallados con esculturas y entramados, de los siglos XIII al XV. Los travesaños la antigua casa de los cónsules son los mejor conservados, observándose en la madera tallada cabezas de monstruos y humanas.

CATEDRAL DE SAINT MAURICE

La catedral del románico tardío y gótico meridional, fue consagrada a Saint Maurice en el siglo XIII. Construcción iniciada el 6 de mayo de 1298 por encargo de Jean de Lévis y que se prolongó durante seis siglos más, hasta el XIX, con la peculiaridad de introducción de distintos materiales como el mahón junto al granito inicial. En 1317 el papa Juan XXII hizo de Mirepoix la sede de una nueva diócesis, que fue suprimida en 1801 y su territorio, desmembrado entre las diócesis de Toulouse y Carcasona. Cuenta con unas bonitas vidrieras.

Tras la visita de este pueblo tan bonito, nos acercamos al Monasterio de Prouille  fundado por Santo Domingo de Guzmán y el venerable Diego de Acebes, está considerado la cuna de los Dominicos.

MONASTERIO DE PROUILLE

Santo Domingo decidió establecerse en 1206 cerca de Fanjeaux construyendo para ello un monasterio. Éste se convertiría en el centro del contra-ataque espiritual y político cristiano contra el catarismo.

Volvemos a Carcasonne sobre las 18.15h. y nos quedamos tranquilamente descansando hasta la hora de la cena. Esta noche cenamos en el Relais & Châteaux «Domaine D’Auriac« que puedes leer en link. Tras la cena a dormir.
 
Sábado, 8 de Diciembre 2018
Bajamos a desayunar ese desayuno ridículo que os cuento en mi guía foodie.

Hace un día maravilloso y nos quedamos toda la mañana en Carcassonne conociendo su historia.

CITÉ DE CARCASSONNE

La ciudad es conocida por su ciudadela amurallada, un conjunto arquitectónico medieval restaurado por Eugène Viollet-le-Duc en el siglo XIX y declarada en 1997 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.Su emplazamiento estratégico en la ruta entre el mar Mediterráneo y el océano Atlántico es conocido desde el Neolítico.  Hacia el año 800 a. C., la ciudad, emplazada en una colina, se convirtió en un importante centro de intercambio comercial. La ocupación más antigua conocida del lugar se remonta al siglo VI aC, con la construcción de una fortaleza (oppidum) en el promontorio rocoso que domina el valle del Aude y los viejos caminos desde el Atlántico hasta el Mediterráneo y unen la Península Ibérica con el resto de Europa.

ENTRE LA MURALLA Y LA CITÉ

Durante los turbulentos años de finales del siglo III y comienzos del IV, la ciudad se protegió con la construcción de un muro de unos 1200 m de largo. La fortificación constaba de dos líneas de murallas y un castillo, a su vez rodeada de fortificaciones que se extienden una longitud total de 3 km. La técnica de construcción es típica de la época romana tardía: un núcleo de mampostería revestido de piedra de cantería, alternando con tramos de ladrillo, todo ello sobre sólidos cimientos. La puerta de Narbona, al este, y la puerta del Aude, al oeste, son elementos defensivos particularmente elaborados.

En el siglo V, los visigodos ocuparon la ciudad y construyeron más fortificaciones que aún se conservan.


Y podríamos continuar con más historia indefinidamente. Pero prefiero continuar con el final del viaje. En definitiva es una verdadera joya esta fortaleza y no conozco ninguna de estas dimensiones y tan bien conservada en Europa.Por otro lado, dentro de la Cité se encuentra la Basílica Saint-Nazaire que es una joya con una vidrieras impresionantes. Era originariamente una iglesia románica, influida por la evolución de la arquitectura sacra proveniente del patronazgo de Cluny. Contemporáneas a la primera construcción románica de finales de año 1096 son la cripta y los dos primeros pilares. 
La segunda construcción románica se realizó a mitad del siglo XII;

INTERIOR DE SAINT NAZAIRE

Recorremos la ciudad completamente y nos vamos a visitar la Abadía de Saint-Hilaire que está al lado de Carcassonne. Por esta carretera hay unas vistas espectaculares de la fortaleza por encima de los viñedos. Fabulosa panorámica con una buena cámara. Saint-Hilaire es una antigua abadía benedictina fortificada situada en Saint-Hilaire entre las localidades de Limoux y Carcasona. 

 

Fundada a finales del siglo VIII, en el X y por voluntad de los condes de Carcasona, la abadía fue dedicada a Saint Hilaire (San Hilario), primer obispo de Carcasona. Conserva un bonito claustro. La mejor conservada de todas las abadías de la «zona» es la de Fontfroide pero nos pillaba ya un poco fuera de zona (para el próximo viaje por Roussillon).

Volvemos a Carcassonne a comer tarde en «Brasserie à 4 temps» y damos un paseo buscando algún brocante y nos acercamos a la place carnot donde el primer día no vimos nada y recorremos los puestos. Mi😇se compra unos churros de postre que nada tienen que ver con los nuestros, sólo la forma se parece.

También aprovecho para hacer algunas fotos ahora que está anocheciendo. Es increíble porque pases por la calle que pases ves la imponente fortaleza desde cualquier rincón de la ciudad.

Fuimos a un Brocante que tenía bastantes cosas pero más bien grandes, mucho mueble enorme. Compré un plato antiguo de Limoges que, además de ser precioso, tenía un precio de risa: 2€ ¡sí como lo oyes!. Volvemos al hotel sobre las 18.00h y estamos descansando hasta la hora de cenar que hoy iremos a cualquier sitio a tomar algo de picar porque hemos comido tarde y queremos cenar también tarde.
Así que elegimos un sitio que está abierto hasta tarde que resultó ser el sitio más animado, lleno de gente joven, de toda la ciudad, «le pas sage»
Después de la cena subimos a la fortaleza para verla de noche que es igualmente imponente.
Tras el paseo nocturno, contemplando la Cité desde varios puntos de la ciudad, volvemos al hotel que mañana nos espera un largo viaje.
Domingo, 9 de Diciembre 2018
 
Salimos temprano y nos acercamos a un mercadillo que hay esta mañana en Carcassonne. Era un marché aux puces y era todo bastante cutre, pero algo me llevé; unos candelabros de latón preciosos y alguna otra cosilla. 

Hacemos una parada en Pau donde hay otro marché aux puces pero este es aún peor que el anterior. No encuentro nada de nada. Ya que estamos aquí entramos en Les Halles el mercado cubierto fabuloso que acaban de inaugurar hace escasos meses.


Terminamos de comprar algún detalle que tenía que regalar en Madrid.

Ahora ya si que seguimos camino NON STOP hasta que recalamos en San Sebastián sin ningún problema en toda la autopista, algún peaje abierto en Francia por los chalecos amarillos (mejor porque te ahorras el pagarlos), pero nada más. A San Sebastián llegamos a las 15.15 y nos vamos directos a la calle Fermin Calbeton Kalea a comer de pinchos; una pena porque tengo una lista interminable de sitios y la mayoría ya están cerrados a esta hora.


Pero no me importa porque está abierto el «Bar Sport» que es una fabulosa elección donde comemos maravillosamente bien.

Y salimos hacia Madrid, no sin antes echar un vistazo a esa maravillosa playa de la concha.
También hacemos la consiguiente y enésima parada en Landa para merendar. Gran hotel de 5 estrellas con gran restaurante y cafetería; en esta última es en la que siempre paramos ya que es un must cuando viajas por esta carretera. Realmente es donde mejor puedes parar y además, los cuartos de baño siempre están impecables.

Con esta foto de la merienda en Landa me despido hasta el próximo viaje organizado con AliOli’s Trips que seguramente será un éxito como todos los anteriores.
En total el número de Kilómetros recorridos (incluido el viaje de ida y vuelta por supuesto) ha sido de 2.395.

___________________________________________________________________________
VIDEO-ALBUM DEL VIAJE

📹

Puedes consultar aquí toda la guía foodie
y
todos los videos del canal de Midi Pyrénées/Languedoc

Mapa de las dos zonas
Midi Pyrénées verde
Languedoc rojo
 
 
 
 
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *