Tenía este sitio apuntado por la gildas; ya sabéis que soy «Gilda Lover». Está en un sitio muy incómodo de llegar pero si estás por la zona puedes entrar perfectamente a comer, aunque yo lo veo más para un aperitivo.

El local es diferente, tiene el toque de originalidad que le da el ser a la vez una tienda/mercado donde venden todo lo que tienes a la vista. Hay unas cámaras frigoríficas con infinidad de producto al corte, todo tipo de embutidos, jamones, salchichones, quesos, mortadelas, etc. Esto se encuentra a la entrada junto con unas mesas y taburetes altos. Yo te aconsejo entrar más al fondo y sentarte más dentro. Al fondo está el mostrado de producto fresco, como si fuera una frutería con todo el producto expuesto con mucho cuidado, limpio y ordenado. También al fondo hay otra cámara conde están las gildas, muchas variedades mmmmmm! 😋. Unas estanterías llenas de frascos de mermeladas, mostazas, espárragos, legumbres, pastas, etc. Y la pared del fondo son las cocinas, cerradas.

El personal en sala es escaso, sólo un camarero atendiendo y la chica de la cocina, pero aún así la atención fue buena y rápida, también es verdad que solo había otra mesa ocupada.

De aperitivo nos trajeron unas aceitunas y pedimos todo de picoteo para compartir: Gildas (2,50€/un.) de tres tipos, unas tradicionales de boquerón, otras con huevito de codorniz y otras con tomate seco relleno ¡estaban buenísimas!; Bocartes albardados (12,70€) y vienen 6 en la ración; a mi los boquerones fritos tradicionales no me gustan, sólo me gustan así, no tienen nada que ver, ¡son tannnn buenos!, pues estos estaban bastante ricos; también pedimos Cola de toro (17,50€) que es rabo de toro guisado que estaba tierno y, para terminar el salado, Tosta de solomillo con cebolla caramelizada (9,70€) que tuve que devolverla porque la carne estaba como una suela, y eso que pedí muy poco hecha, me trajeron otra pero tampoco era la carne nada del otro mundo ¡no me gustó nada!. De postre una Torrija de brioche (6€), viene con una crema inglesa y no es de las mejores pero estaba pasable y tiene un precio de postre que ya no se ve en Madrid.

En resumen: sitio agradable para entrar si estás por aquí, no para desplazarte desde la otra punta de Madrid para conocerlo (como yo), buenos precios, buen producto también para comprar. El parking más cercano es el de la Pza. de Sta. Ana. Príncipe, 18.

7/10           €/€€€€            Post en IG 

 

Valoración

¿Dónde está?

One thought on “LA ABACERIA DEL PRINCIPE

  1. Beatriz dice:

    Ah pues tiene buena pinta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *