Venimos a desayunar cuando hace poco tiempo que han abierto el último sitio de Dani García. Local magnífico en zona fabulosa. Tiene dos plantas, separadas por escaleras y también ascensor. Abajo sólo hay una barra donde puedes tomar un café o una cerveza mientras esperas a que te den tu mesa; ten en cuenta que esto es principalmente un restaurante, pero que también dan desayunos

La planta de arriba toda llena de mesas con mantel y servilleta de tela. Aquí arriba se ubica la grandísima bodega y un reservado con una mesa como para 10 personas. Aquí arriba hacía bastante frío porque no funcionaba muy bien el aire caliente. El interiorismo todo de madera, paredes y techos también que le da un toque muy acogedor.

Nos sentamos en una mesa redonda (hay muchas) que me encanta. La carta de desayunos es muy extensa y te cuesta decidir. Finalmente pedimos: 2 cafés con leche (5€), 2 croissant (3,50€/un.) que estaban ricos, Pain au chocolat (3,50€) un poquito escaso de chocolate; Pitufo andaluza (4,50€) de jamón cinco jotas, es un pan de semillas que lo traen tostado por fuera y no me gustó, está duro y requemado, mejor sería sin tostar; Mollete andaluza (6€) es un mollete de paletilla cinco jotas; Huevos benedictine (12€/2un.) de carne mechá; 2 zumos de naranja (3,80€/un.). También los desayunos son con aire andaluz. La bollería es toda de @panem de mis obradores favoritos en Madrid.

El servicio resultó muy desastroso; nada profesional, se olvidaban de todo, había que repetirlo todo muchas veces, ¡muy pesado!. El ticket fue de 23€ por barba, caro, pero no esperaba otra cosa. José Ortega y Gasset, 40.

Valoración

7,5/10

¿Dónde está?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *