Un bar con mucha solera en el centro de Madrid. A 2 pasos de la calle Fuencarral. Es una maravilla de bar con un ambiente enorme; lleno hasta la bandera siempre! Paredes con azulejo y madera, tras la barra estanterias cuajadas de botellas antiguas con polvo de hace años, pizarras manuscritas con la carta y las bebidas; todo ello con un encanto único. El encanto q le dan sus más de 100 años de vida, ya que abrió en 1892. El servicio es bastante regular pero es imposible en un sitio con tanta gente y todo tan apretado. En la entrada hay mesas altas que son bidones, y taburetes y, pasando por debajo de la barra, atraviesas al fondo donde hay un comedor. La carta tiene raciones y tapas e infinidad de vinos y vermú caseros. Su especialidad es la cazuela de salmorejo y la tortilla de patata. Pedimos la tortilla que estaba muy buena, tosta de tomate con anchoa que estaba salada y alcachofas ricas. No hay mejor sitio para un aperitivo. Recordad que no se puede pagar con tarjeta. Puedes aparcar en el parking del mercado de San Ildefonso. Colon, 13.

Valoración

8.5/10     €/€€€€

Vídeo resumen

¿Dónde está?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *