Somos 8 y he tenido la oportunidad de probar bastantes cosas. Estamos en una casa de comidas/taberna típica castiza, con manteles de cuadros rojos y blancos, paredes forradas de madera y repletas de fotos taurinas y personajes de la época y también actuales que han pasado por aquí desde el año 1941 en que abrió sus puertas. El local es con muchos recobecos y pasillos, de hecho me costó encontrar nuestra mesa. Al entrar hay un mostrador donde no hay nada ni nadie (no te reciben ahí) y un comedor; subiendo las escaleras (sí! tenlo en cuenta porque no es accesible este local) se encuentra la cocina o al menos donde friegan los platos, y otros comedores, en el que estábamos nosotros muy escondido al fondo después de un pasillo. Estaba hasta la bandera, sobre todo de extranjeros, mesas bastante juntas, pero, sin embargo no era ruidoso. El servicio fue magnífico para lo lleno que estaba y el ritmo de los platos perfecto, muy profesional y de los de toda la vida, que son los mejores. La mesa correcta con mantel y servilleta de tela y el resto muy básico (estamos en una taberna no olvidaros). La carta compuesta de platos tradicionales, caseros, apetecibles todos. La carta ofrece medias raciones que siempre es estupendo para poder probar más platos. De aperitivo trajeron aceitunas y el pan que es mejor la pinta que luego cómo es su textura y sabor en realidad. Pedimos muchos entrantes a compartir, unos mejores y otros peores: Morcilla de burgos (10€) está buena pero no es la magnífica que compro yo en la sierra🤪Croquetas de ave (9€) vienen 8 en la ración, son bastante flojas de textura; 1/2 buñuelos de bacalao (5€) que, al igual que las croquetas, no es su punto fuerte, estaban ligeramente apelmazados; Habitas con jamón (12€) estaban muy tiernas y el jamón rico; Revuelto de patatas (10€) un plato rico pero para mí aburrido. Como platos principales: Chipirones a la plancha (19€) que estaban deliciosos, con su aceitito por encima de ajo y perejil, buenísimos y ración muy generosa, vienen 6 y son muy grandes; Rape a la plancha (22€), muy fresco, buen producto y magnífico de sabor, pero estaba un poco descolorido (no tenía muy buen aspecto aunque esto engaña porque era delicioso) ración bastante escasa; Merluza romana (26€) la gran protagonista de la noche; es una ración muy muy generosa y la merluza de las mejores que he probado últimamente ¡galáctica!, ven sólo para tomarte esta ración de merluza, de verdad que merece la pena; Tacos de merluza (26€) igual de espectaculares que la merluza pero creo que merece más la pena pedir la merluza entera porque es más abundante la ración. Callos a la madrileña (17€) estaban buenos pero no son los mejores, para mí les falta picante y pringosidad; Albóndigas de ternera (16€) que es una buena ración, la carne rica, para mi gusto ligeramente duras y la salsa un poco tomatera. De postre ofrecen clásicos postres de toda la vida de nuestra cocina española y pedimos: Natillas (6€) que estaban muy cremosas y muy buenas a pesar de que el color era muy artificial; leche frita (6€) también muy bien hecha; Arroz con leche (6€), el postre más flojo, me gusta más el clásico asturiano con el azúcar quemada por encima, y este llevaba canela por encima que me estropea todos los postres; helados varios (6€) también muy flojos. Nos chocó lo rápido que se vació el restaurante; nos quedamos los últimos pero sin alargar nada la sobremesa; como había muchos extrnajeros se nota que se queda sin ambiente rápidamente. No hay mesas redondas y estas mesas tan largas no son agradables. En resumen: es un sitio con unos precios muy comedidos, apto para comidas de amigos, de empresa, comidas de mucha gente por su buena RCP y la eficacia de su personal. Una pena que no tuvieran el rabo de toro que pedimos varios y resulta que se les había acabado; un sábado un error grave. Para mí gusto su cocina resulta un poco irregular porque hay platos muy logrados y otros muy flojos. Pagamos 37€ por barba con 2 copas de vino (3€/un.). El parking más cercano es el del mercado de San Antón. Barbieri, 12.

Valoración

7/10     €/€€€€

Vídeo resumen

¿Dónde está?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *