Un sitio extraño que yo tenía apuntado y estaba cerca de la casa de mís tíos donde estábamos alojados; así que resultaba tan cómodo que les invité aquí a comer por mi cumpleaños.

El acceso al lugar es precioso, atraviesas un pequeño bosque y un río por un puente de cuento y llegas a lo que fue la casa de los abuelos de Conchi, tipo la casa de Heidi😂. Tras una reforma de lo que era una ruina tras 40 años abandonada, han logrado realizar su sueño de vivir en el pueblo de sus abuelos y tener aquí su negocio, consiguiendo un espacio muy agradable tanto dentro como fuera. Jose, su marido, es el encargado del mantenimiento y de la huerta y también se encarga de las mesas; ¡ah si! tienen una huerta de donde provienen todas las verduras que utilizan. Estuvimos comiendo en la terraza que tiene delante una pradera donde pienso que deben hacer eventos. En el momento que se fue una sra mayor que estaba con la nieta y habían ya terminado de comer, pero no se marchaba y resultaba insoportable hablando por teléfono a gritos, nos quedamos fenomenal super tranquilos, solos en la terraza en una mesa redonda comodísimos. Todo es muy familiar, la mesa, el trato, la carta, el sitio, una casa de comidas donde el propio jose te dice lo que tienen y además en una hoja aparecen escritos los pocos platos que ofrecen. Nosotros pedimos: Callos a la gallega (x2) estaban ricos aunque tenían poco morro y pata o más bien diría que no tenían, me gustan más pegajosos y más picantes; Pimientos de padrón de su huerta ¡riquísimos!, Tomate de la huerta (x2) con sabor a tomate de verdad, pedimos dos raciones porque estaban deliciosos; Carrilleras guisadas (15€) que estaban correctas, la carne tierna pero el guiso sin consistencia; Croquetas de jamón (7€), que no tenían jamón o era imperceptible su sabor; Jamón asado (10€) estaba ligeramente seco;  Revuelto de grelos con tetilla (10€) es una buena idea pero le faltaba queso; Langostinos con salsa de albariño (13€) gran tamaño de langostinos y muy rica la salsa. De postre: Flan (3,5€) muy bueno, caserito; Tarta de almendra (4€) artesana muy buena, Filloas (4€) caseritas, ricas. Pedimos 2 botellas de vino (14€ y 15€). Su especialidad es el cocido gallego, el bacalao a la portuguesa y la ternera asada que tienes que encargarlo antes de venir. Perfecto sitio para una comida familiar barata. Nuestra comida costó 154€, es decir 25€ por barba con las 2 botellas de vino incluidas; los vinos también son muy baratos. Pintelos, 1 (VALEIXE)-

Valoración

Comida 6/10

¿Dónde está?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *