Auténtica trattoria italiana, con decoración tipica italiana de mantel de cuadros rojo y blancoLocal pequeño y tranquilo aunque también es verdad que era martes por la noche y solo había 2 mesas ocupadas. La ubicación es un poco incómoda porque está en un trozo de calle que justo tiene un túnel delante y, o te pasas con el coche, o no llegas. Hay un parking debajo, dentro de ese túnel. No tiene aparcacoches. Mesa un poco encastrada contra la pared. Pedimos una pizza al centro para compartir (éramos 6) que me pareció que estaba buena pero no fue lo mejor. Mientras esperábamos nos trajeron un embutido exquisito. Me gustan más las pizzas de «Don Lisander» (guía barrio Chamartín). De platos principales pedimos 5 tipos de pastas todas diferentes y estaban todas exquisitas; Las pastas son tan variadas como en la tienda de todas las regiones italianas. Y los acompañamientos de cada pasta forman un tandem riquísimo: Penne Telefonano alla norma(con berenjena), Malloreddus (con crema de trufa negra y queso de oveja), Tagliatelle al pesto rosso alla trapanese (con tomates secos y almendras), Paccheri alla Genovese (con salsa de cebolla y ternera; especie de rabo de toro desmenuzado) y Tajarin (con lascas de trufa negra). Son los mismos propietarios de la tienda especializada italiana «Lauricca». Quizá fue un poco caro porque no pedimos postre, aunque sí 4 copas de vino. Trafalgar, 17.

7.5/10           €/€€€€          Post en IG

¿Dónde está?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *