Siempre a la búsqueda de arroces buenos recalamos aquí, en este Centro Comercial en la urbanización “la Finca” en Pozuelo. Comentaros que el Centro Comercial no me ha gustado absolutamente nada, tiene unas tiendas de cuarta, lo cual es de chocar dado que se supone que aquí es el sitio donde más potencial económico hay de todo Madrid. Pues realmente es muy cutre comparado con, por ejemplo, Canalejas. Dicho esto, vamos a lo que nos interesa. Finca bandida es la 1ª incursión en Madrid de los propietarios valencianos pero con más restaurantes en Jávea y Alicante. Se encuentra en la planta más alta de este Centro comercial a la que accedes desde el parking en ascensor pero luego tienes un recorrido al aire libre por un pasillo hasta llegar al local; esto lo comento para que sepas que, si llueve, te mojarás. El local tiene varias zonas; entrando hay una barra muy grande desde donde se sirven las bebidas y cocktails y aquí también hay algunas mesas, en una de esas nos sentaron pero yo pedí cambio; estas mesas no son muy agradables con el ruido de la barra y la puerta ahí pegada por donde entra mucho frío. Siguiendo al fondo se ubica una gran sala con el grueso de mesas, desde aquí se divisan las cocinas y los fuegos con las innumerables paelleras ¡una maravilla! con las brasas de leña. También tienen un horno de leña que puedes ver desde fuera. Este salón es mucho más agradable. Para terminar cuentan con una terraza cerrada que en verano abate las puertas totalmente y otra terraza totalmente descubierta con unas buenas vistas.

El servicio fue muy bueno, con tiempos perfectos. La mesa muy bonita, informal, con servilleta de papel (una pena), todo muy nuevo.

Vamos con la comida: La carta es muy apetecible con entrantes un poco diferentes y 14 variedades de arroz ¡una barbaridad!. De aperitivo traen unas Patatas chip con boquerón en vinagre ¡muy rico este aperitivo!, y ya pasamos a los entrantes: Bravas bandida (9€) que estaban ricas pero sin más; Buñuelos de carne mechada (7,50€) que estaban muy buenos y además me parecen muy originales, junto con los entrantes traen el pan y 3 salsas (3,50€) (alioli, tapenade y pimientos) que también puedes comerlas luego con el arroz pero son más bien para mojar con pan; con el arroz pedimos alioli (1€). Finalmente llega el protagonista de la comida que es un Arroz Señoret (23,50€ por persona) que estaba ¡MAGNÍFICO! ¡SIDERAL!, con su punto de socarrat y gran sabor, punto perfecto del fondo que a veces resulta excesivo. De postre pedimos Crema catalana de turrón (9,50€) que estaba muy buena y Gofre Gofre al horno de leña (9€) con chocolate, helado de vainilla y almendra laminada; a los postres nos invitaron. Contando con que los postres fueron invitación, salimos por cabeza a 35€, lo cual no está nada mal para estar donde estamos.

Al cabo de unos días vine invitada a un magnífico evento en el que cocinaban varios chefs (4) con restaurantes muy buenos (uno de ellos con⭐⭐Michelin) y cada uno hacía un arroz, bueno realmente elaboraron 2 arroces especiales entre los cuatro; estos fueron los restaurantes participantes: Tula(⭐), Molino Roca, Epoq, El Poblet(⭐⭐). Todos los arroces los elaboraron con el arroz “Molino Roca” variedad perfecta para paellas. Este día pude probar más entrantes que os detallo: Ensaladilla de mejillones en escabeche ¡BESTIAL!, distinta, innovadora con los mejillones; Mini pizzeta de tartar de atún, ¡GALACTICA! Es una de sus especialidades en carta y no podéis dejar de pedirla; Aguacate a la leña con gambas, albahaca y salsa bandida ¡MUY TOP!, nunca visto en ninguna otra carta, viene acompañado con un pan de pizzeta que lo elaboran en sus hornos ¡DELICIOSO!; y de nuevo los Buñuelos de carne mechada que ya os dije que están muy logrados. Estos entrantes podéis mirar los precios en la carta porque -como os digo- fue invitación. Como arroces originales, receta de estos grandes del arroz, nos dieron Arroz de pato azulón, anguila y napicol (una especie de nabo), este arroz mar y montaña no me convenció del todo, para mi gusto tenía un exceso de napicol que no funcionaba muy bien en esta mezcla; También probamos otro Arroz de carabinero, codorniz, bimi y acelgas, también mar y montaña, pero mucho más rico que el anterior; el bimi tan de moda ahora (es una especie de brécol) le daba un toquecito rico y la codorniz estaba buenísima y tierna; en conjunto… ¡DELICIOSO!. De postre nos trajeron su novedad que es un Churro relleno de chocolate, fue lo más flojo de toda la comida, no me parece que destaque, fueron más ricos los postres del otro día.

En resumen: Es un sitio cómodo, con gente encantadora sirviéndote y atendiéndote de lujo; el jefe de sala es encantador y se come muy bien. Los arroces entran a formar parte de mis Top en Madrid y el precio es bastante comedido. Es cierto que en la carta están los “Arroces Bandidos” que son bastante más caros, llegando incluso a costar 42€ el de bogavante. ahhhhhhhhh y los fines de semana tienen un brunch con muy buena pinta. Av. de Luis García Cereceda, 5 (Pozuelo).

8/10                          post en IG

¿Dónde está?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *