Este sitio abrió a finales de 2019 y está muy recomendado por revistas y blogs. Vinimos en la desescalada a comer aquí un Sabado. Estuvimos en la terraza que desconozco si la tiene siempre o sólo en concesión ahora por las circunstancias; la terraza es muy normalita, sin plantas ni nada que la haga acogedora. El interior del local muy básico también. Mesa vestida de manera informal con manteles de papel. El servicio muy amable y atento pero un poco lento. Es una casa de comidas con platos clásicos de cocina casera y también catalogado como cervecería (no pedimos cerveza pero parece que la tiran muy bien). Pedimos: un salmorejo (6.50€) que no estaba muy logrado ni en textura ni en sabor (ni siquiera el color era bonito); 1/2 croquetas de jamón (8€), nivel DIOSSS, espectaculares en textura y sabor; habitas con jamón y huevo escalfado (13.50€) que estaban buenas; rabo de toro sobre parmentier de patata (19.50€) muy jugoso, tierno y sabroso con su salsa; 2 ensaladas, media de tomate con ventresca (8€) muy buena y otra de tomate con burrata y pesto (14€) igulamente rica, los tomates con verdadero sabor a tomate hacen que las ensaladas tengan su atractivo. No pedimos postres!. Se aparca bastante mal en esta zona y el parking más próximo está en Gral Pardiñas. Príncipe de Vergara, 8.

Valoración

7/10   €/€€€€

Vídeo resumen

¿Dónde está?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *