Fuimos en viaje de fin de semana a comer el cocido; ese era el objetivo. Yo quería volver a «Maruja» en Castrillo pero nos hablaron de este sitio que es más nuevo y decidimos cambiar. Pero no me convenció. Es cierto que es muy barato pero no volvería. El local es de estética de asador, mesas y sillas de madera. La mesa correcta con mantel y servilleta de tela. El servicio fue magnífico a cargo de la hija de los dueños que viene los fines de semana a ayudar a sus padres que son los propietarios, aunque ella tiene su trabajo aparte. Fueron encantadores.

Os cuento en qué consiste el cocido: En León siempre traen una pequeña ensalada de tomate para empezar. El cocido maragato lo sirven al contrario, primero las carnes y verduras y, por último, la sopa. Pero yo que soy de todo muy a la vez, pedí la sopa para mezclarlo con los garbanzos y remojar las carnes. Mi opinión sobre este cocido es que: las carnes estaban muy secas y la verdura estaba dura. La sopa riquísima y muy rica la bola que parecía una salchicha (para mí mi parte favorita de un cocido). También están buenos los garbanzos finos y mantequillosos de Pico Pardal que ofrecen para comprar in situ. De postre nos dieron a elegir entre natillas que vienen acompañadas de un pedacito de bizcocho y estaban ricas y arroz con leche también nos ofrecieron. El precio de este cocido es muy ajustado (28€) e incluye todo, el postre, la bebida y el café; es más barato que otros y mucho más que en Madrid, pero yo volvería a Maruja en «Castrillo de los Polvazares» porque me gustó más que este. Santiago, 1 (ASTORGA).

Valoración

Comida 6.5 /10

Resumen vídeo

¿Dónde está?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *