Esta pastelería es una escisión de uno de los dueños de 5ª generación de Mallorca, sí Miguel, de la familia Moreno. Miguel decidió, tras una larga trayectoria formándose en Gestión Hotelera en Suiza, en el Centre International de Glion, trabajando en Fauchon París y terminando en Mallorca, ha decidido montarse por su cuenta empleando aquí el know how de toda una vida de pasteleros.

El local es muy grande, con grandes vitrinas repletas de bollería, pastelería, tartas, roscones en Navidad y pan. Cuenta con sillas donde poder merendar o desayunar y también tiene una agradable terraza.

Compré varias cosas para probar su producto: Palmera de chocolate (1,20€), tiene un hojaldre super fino, deliciosamente elaborado y con un chocolate de gran calidad ¡riquísima! además las hay de muchas variedades; Hogaza de masa madre (3,50€) también muy buen pan; un bollito relleno de crema de vainilla Cruffin (2,50€) que también está muy bueno y un Roscón de reyes pequeño (10€) que está muy bien de precio pero no me gustó tanto. La verdad que sí es un sitio donde merece la pena comprar bollería. No he probado la oferta de tartas y pasteles pero tienen muy buena pinta también. Asimismo cuentan con zona salada, con chapatitas, panes, croissant rellenos, muy tipo Mallorca. Puedes hacer tu pedido on line para recoger en la tienda. Clara del Rey, 51.

Valoración

8/10

¿Dónde está?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *