Bueno… yo creo que había que venir a conocerlo. Cuando estos famosos se meten en proyectos de estos con esas inversiones millonarias, hay que venir a ver qué es lo que han hecho y eso es lo que hice. Las «celebrities» que han intervenido en este proyecto son M. Angel Silvestre, Alex González, Griezmann y Marcos Llorente.

Comida en fin de semana para tres, bastante incómoda por la mesa que teníamos. Local impresionante con una altura de techos infinita, lo que permite que haya una zona dividida en dos plantas, de acceso por una escalera volada que es lo más bonito que tiene el local, porque por lo demás no me gustó especialmente. Por esta escalera se accede a otro comedor que hay arriba y a los baños que puedes subir a verlos porque son muy originales (en cabinas circulares distribuidas por la planta). El local tiene unas luces en el techo que van cambiando de color y resultan un poco incómodas. La zona final del local tiene los techos muy bajos y es donde se produce la transformación a partir de las 23.00 horas, donde empieza la música en directo y, a continuación, retiran las mesas y se convierte en discoteca. Las sillas me parecieron chulísimas, son de cepillo (mira el video). Mesas de mármol sin mantel, demasiado juntas. Si vas a ir pide una mesa al fondo del local para estar más cómodo. Nos tuvimos que cambiar de mesa por el frío terrible que entra, hay corriente con la puerta de la calle porque no hay ningún tipo de cierre y en las las mesas de delante hace mucho frío. Servicio todavía en rodaje con muchos fallos.

Os cuento sobre la comida: de aperitivo no trajeron ni el pan, ni unas tristes aceitunas…  Pedimos un Ceviche (29€) de langostinos con pepino, cebolla morada, lima, cilantro y leche de coco que estaba francamente rico, aunque realmente no es un plato que tenga ninguna complicación y me parece muy caro; Lobster roll (14€) pan brioche, ensaladilla de manzana verde y bogavante, por encima trae unas patitas de bogavante fritas, estaba bueno pero el brioche podría ser mejor. También pedimos pan que lo traen con mantequilla y cuesta 4€ la ración. Como platos principales Calamar relleno de papada ibérica (36€), salsa de tinta con recado negro, emulsión de ají amarillo y puntillitas fritas coronando; es un plato que, cuando lo ves, se te quitan las ganas de hincarle el diente, porque su aspecto es bastante repulsivo, parece una escultura de plastilina (mirad el video), muy poco vistoso de aspecto, cuando te decides a meterle el tenedor está bueno y es una ración generosa, pero una vez más, no vale lo que cuesta; Fideuá de carabinero (33€/px.) que costó 66€ porque era para dos, no me gustó nada; los fideos pasados por debajo y duros por encima, lo de encima no me parece mal porque siempre va con un toque de horno al final para que queden crujientes, pero pasados por debajo como si te estuvieras comiendo un engrudo de sopa ¡desastre!. Se nos terminó el pan y, para variar, pedimos Pan de curry (9€) que tardaron tanto en traer que ya estábamos en el postre; este pan no me pareció nada del otro mundo. De postre Tarta de manzana (12€) viene con un emplatado muy bonito en forma de flor y lo más rico son los trocitos de manzana que hay en el interior de la flor, un postre que está bueno pero tampoco vale lo que cuesta. Pedimos una copa de Godello «Godelia» (8€). Salimos a 71€ por barba, totalmente excesivo para lo que comimos. Velázquez, 64.

RESUMEN: Tiene el parking de Velázquez al lado pero también cuenta con varios aparcacoches. Otro sitio más de postureo donde realmente la calidad y elaboración de los platos está sobrevalorada porque los precios no se corresponden. Es de extrañar que estén firmados por el afamado Paco Roncero. Verdaderamente el aparecer aquí como artífice de la cocina creo que le resta en vez de sumarle. Yo no volvería, lo doy por visto, probado y decepcionado jajajaj.

6/10           €€€/€€€€            Post en IG 

 

Valoración

¿Dónde está?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *