Venimos de casualidad a este chino que tuvo muchísima fama cuando estaba dentro del hotel Villamagna. Digo de casualidad porque es por un cumpleaños, no elegido por mi. Ahora ya no está dentro del hotel, se encuentra ubicado en la calle lateral del hotel. El local es muy lujoso pero muy de hotel la verdad, no es que me guste especialmente el interiorismo. Bastante grande y con muy buen servicio. La mesa magníficamente vestida con manteles y servilletas impecablemente planchados. Lo que sí es estupenda es la terraza. En verano debe estar muy agradable. En la mesa había un aperitivo a base de triángulos de masa rellenos de verduras y curry muy buenos. La carta es extensísima y nos costó decidirnos. Cuenta con una carta aparte únicamente de dim sum, con lo cual pedimos unas Dim sum de pato con foie (25,50€/4 un.) que estaban ¡SOBERBIAS!, las mejores que he comido últimamente y quizás siempre; vienen bañadas en un jugo de pato que es estratosférico, ¡me hubiera comido 20!; también pedimos las de Txangurro (24,50€/4 un.) que también son muy buenas, porque la masa de arroz es deliciosa en todas, pero no tanto como las otras. Después como plato principal pedimos medio Pato lacado (39,50€) que es perfecto para 4; salen 2 rollitos para cada uno. Estaba muy bueno pero me da rabia que te traen los rollitos ya hechos y el pato lo cortan lejos de la mesa y no ves el corte; a mí me gusta verlo. Para acompañar el pato pedimos Fideos singapur (16€) que es lo que menos me gustó porque el sabor del curry robaba todo el resto. Para terminar un Pollo agridulce (20€) que nos los aconsejaron mejor que el cerdo, y desde luego fue un acierto, es muchísimo más jugoso y está con un rebozado como tempurizado, a mí me gustó mucho aunque sea el clásico plato de restaurante chino con esa salsa agridulce tan manida también. De postre unos rollitos de chocolate con plátano (9,50€) que no merecen la pena; es un postre muy poco logrado, además el rollito no sabe a plátano; era mejor el helado de plátano que lo acompaña que es mucho mejor que el rollito. No tiene aparcacoches, aunque la entrada al parking está en la misma puerta. Me parece que tiene una gran RCP, esperaba que fuera mucho más caro. Si quitamos la botella de vino que pedimos (26€) salimos a 37,74€ ¡un precio fabuloso!; lo comento porque me chocó gratamente. Marqués de Villamagna, 1.

Valoración

7.5/10  €/€€€€

Vídeo resumen

¿Dónde está?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *