Otro de estos sitios en Madrid (casa de comidas), regentado por chicos jóvenes con grandes conocimientos y maestría en la cocina, que presentan platos muy elaborados, con precios más que ajustados y cartas escuetas pero estudiadas donde todo está riquísimo. En este caso son 2 hermanos, los hermanos de la Fuente, uno en la cocina y otro atendiendo las mesas. El chef (Alex) ha estado anteriormente en grandes sitios como con Freixa, Punto MX, Kabuki, hasta que hace 1 año se juntó con su hermano y aquí están haciendo disfrutar a sus clientes.

Local no pequeño, limpio, luminoso, mono, líneas básicas y sin decoraciones estridentes ni recargadas.  El servicio impecable a cargo de Adrián que nos atendió de maravilla, explica los platos y charla conmigo de la historia de su proyecto conjunto.

Voy con la comida. Nos traen de aperitivo un aceite riquísimo con una pan de @madreamiga que es buenísimo, conozco este obrador y todo es muy recomendable. Como os decía la carta es muy cortita, a base de 3 entrantes tipo bocado y 6 platos como para compartir. Es el clásico sitio que si venís un grupito merece la pena pedir toda la carta. Nosotros es que solo somos dos y hemos probado -para empezar- los 3 bocados de la carta: Anchoa y Cogollo (4,80€), el cogollo está a la parrilla y lleva por encima aceituna en 2 texturas, verde en forma de crema y negra rallada, la anchoa de Santoña, unos puntos de gel de yema de huevo y cebolla crunchy ¡está buenísimo!: Pincho de tortilla (4,10€) al estilo #casadecomidasdelafuente, no esperes el clásico pincho, nooooo, viene en un vasito y está todo deconstruído dentro: cebolla pochada en forma de crema, patatas, y al fondo pimiento verde frito (no ves el pimiento sino que es un juguito), todo ello viene «tapado» con una lámina de patata crujiente ¡GALÁCTICO!; Picada de ternera (4,50€) basado en un bocado típico madrileño como es la aguja de ternera, como si fuera una tosta lleva hojaldre en la base, picada guisada, tomates semisecos y cebolleta, en una de las cebolletas hay salsa de tatemados (un tipo de chili) ¡rico y original!. Y como platos principales: Bocadillo de calamares (12€) reinterpretado, en vez de calamares se utilizan chipirones, van metidos en 2 rodajas de pan brioche y coronado con un alioli de cítricos ¡delicioso!; fuera de carta Codorniz (18€) es una codorniz de maiz que tiene más grasita que la codorniz habitual y es más grande, los muslitos van cocidos en la propia salsa pepitoria, las pechugas van marcadas a la plancha y el plato viene acompañado con un huevo de la propia codorniz y una tosta con paté de sus interiores; la codorniz estaba muy buena por su salsa pero ligeramente cruda para mi gusto y la tosta ¡sideral!. De postre pedimos Letuario (7€) es un postre a base de crema de naranja en la base, crumble de miel, sorbete de naranja y pieles de naranja confitadas en miel y aguardiente, postre super refrescante, cítrico pero a la vez dulcecito, ¡soberbio!. Comimos sin vino, la carta de vinos no es muy extensa, 1 cava, 1 rosado, 7 referencias de blanco y 10 de tinto. Salimos a 30,10€ por barba, creo que en pocos sitios en Madrid se puede comer tan bien como aquí y a este precio.

En resumen, un sitio donde comer muy bien y muy barato, en un local agradable sin ruidos ni músicas estridentes, con atención magnífica y fácil aparcamiento; por poner una pega diría que está un poco alejado del centro y de las zonas con mayor concentración de restaurantes aunque, por otro lado, la ventaja de esto es que aparcas en la puerta je je. Ariel, 15.

Valoración

Comida 8/10

Vídeo Resumen

¿Dónde está?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *