(REPOST 8 Marzo 2023)

Cena con mis amigas en el reservado de López de Hoyos. Resulta muy agradable esta mesa alargada, ligeramente ovalada, pero no pienses que estás totalmente aislado porque te separa una cortina nada más, aunque es  suficiente para evitar los ruidos; si quieres evitar las miradas por algún motivo, este no es el sitio porque tiene un enorme ventanal dando a la calle desde donde te pueden ver. Voy con la comida: pedimos prácticamente lo mismo que la última vez, platos con los que aciertas seguro: Buñuelos de bacalao (14,50€), muy buenos como siempre, las rabas (19,50) también muy ricas, las alcachofas (18€) magníficamente presentadas y elaboradas, de enorme tamaño y ricas también; las croquetas de cocido (12,50€) están buenas pero me gustan más las de «la bien aparecida» de lacón y huevo, y las de «cañadio» de chorizo; Ensaladilla rusa (14€) en esta ocasión fue lo que más me gustó de todo. Como platos nuevos para mi pidieron las patatas bravas (11€) que no me convencieron y la merluza de rula (21,50€) que no estaba extraordinaria como la recordaba de Castellana. De postre quisieron pedir la mítica tarta de queso (8,50€) que a mí ya me cansa, pero estaba como siempre de rica. He de reconocer que en esta última ocasión me ha decepcionado un poco la comida. López de Hoyos, 42.

 

Última apertura del grupo cañadio, de la mano de Paco Quirós que, por cierto, ahí estaba el día que yo estuve. El local es el antiguo de la Vaca Argentina que ha estado muchos años cerrado. Magnífico local, muy grande y amueblado con líneas curvas, las mesas y banquitos curvos, mucha madera y enorme luminosidad ya que todas las paredes son de cristal. La barra central, también curva y a la vista. Me gustó mucho el local, es muy tranquilo y silencioso y las mesas tienen bastante separación entre ellas. La mesa de madera bien vestida, con caminos de mesa y servilleta de tela. El servicio muy muy profesional, increíble para el poco tiempo que llevan, pendientes de cada detalle. Será otro éxito, como todo lo que emprende este grupo. La carta muy en la línea de todos los demás con sus platos emblemáticos que no pueden faltar. ¡Ah por cierto! aunque no lo ponga en la carta, hay medias raciones de casi todo. Pedimos: Rabas (12€/media ración) que estaban tan ricas como siempre, perfectamente fritas; Croquetas de cocido (6,25€/media ración), vienen 4, ¡estratosféricas!, brutales, con una cremosidad deliciosa y un sabor a cocido ligero, no me gustan cuando son tan fuertes de sabor. Alcachofas a la plancha (18€) deliciosas, como siempre también; Ensaladilla rusa (8€/media) también buenísima; Buñuelos de bacalao (7,25€/media) con la perfección de la masa y la perfección de la fritura. De postre la famosa Tarta de queso (8,50€) que está muy rica pero a mí ya me aburre y pedí también el Flan de queso (7,50€) esperando que fuera como el de «la Primera» o «cañadio» pero no es igual, no está tan bueno… Copa de Vino blanco (4€) y un Agua con gas (3,20€) que me parece desorbitado. En resumen: ya sabes que comer en el Grupo Cañadío es acierto seguro, y en «las Marucas» (esta es la 3ª) además los precios son un poco más comedidos que en otros de su grupo. López de Hoyos, 42.

 

7.5/10    https://restaurantelamaruca.com/   -IG-   VIDEO

Valoración

7/10

Ver vídeo

¿Dónde está?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *