Todos los años que vengo a Galicia he querido visitar este sitio pero, por unas cosas u otras, nunca me ha cuadrado. Pero este año, a pesar de que estábamos alojados a 50 minutos de Vigo, nos animamos y aquí venimos.

Me dio mucha rabia y me molestó bastante que no se habían enterado de la reserva correctamente y no teníamos sitio en la barra; nos sentaron en una mesa de las normales… en fin… el jefe de sala fue inmensamente amable y logró que pudiera disfrutar de la cena y se me pasara el monumental mosqueo.

El local no destaca por nada, es muy básico, pintado en un tono azul turquesa con unas planchas insonorizantes en forma de círculos en el techo que la verdad que surten su efecto, porque es bastante tranquilo el sitio. Pequeño, pocas mesas bajas, entre la barra y la sala la capacidad debe ser de unas 20 personas calculo yo. En barra se pueden sentar hasta 12 comensales.

En sala únicamente está el jefe de Sala y Victor que dirige la función desde detrás de la barra. Victor, admirador de la cocina del gran Santi Santamaría, tras su paso por Sevilla donde se formó en la Escuela de Hostelería, Barcelona, Francia, Costa Brava, terminó afincando su cocina en Vigo donde quiso montar una barra gastronómica fuera de todas las modas de la ciudad.

El menú es un menú único para todos, pero además todos a la vez, a las 21.30h. tienes que ser puntual. El menú es sorpresa pero yo ya había visto a una «instamiga» que había estado y no cambió nada mas que 1 plato. El precio del menú es 55€ incluyendo bebida o quizás no, pero no nos cobraron las bebidas. Todos los vegetales del menú vienen de la huerta familiar en Nigrán. Os cuento de qué va y cual fue el mejor y el peor plato (la verdad que no hubo peor …), pero no voy a comentar cada uno para no extenderme.

Empezamos con 1.) Tapa de jamón ibérico es de la serranía de Huelva «Jamones Doña Lola» también producción familiar, no me llamó la atención este plato, puesto que veraneo en Huelva y he probado mucho jamón, lo cual no quita para que este fuera muy rico; 2.) Croqueta de jamón magnífica textura y sabor a buen jamón, no en vano fue finalista de Madrid Fusión 2023; me trajeron otra para repetir y calmar mi enfado je je; 3.) Chuletón en 3 texturas que es realmente tomate en 3 texturas: rodaja de tomate al fondo del plato, helado de tomate y salmorejo, todo ello coronado por un polvo de tomate ¡de los mejores platos! para una tomate adicta como yo. 4.) Berenjena al pil pil de merluza con huevas de arenque, la textura de ese pil pil y su sabor parece total que están comiendo pescado ¡delicioso!; 5.) Bonito en escabeche con fabes, estamos en temporada de bonito y está delicioso, las fabes de la huerta, plato original y rico; 6.) Pluma ibérica con higos y trufa blanca, ya sabemos cómo funciona de bien el cerdo con el dulce, ¡magnífico plato y esa salsaaaa!; el postre: 7.) Fresitas maceradas en jerez, helado de aceite de oliva, almendra y bergamota un postre muy redondo; también de postre traen un cuenquito con: 8.) Queso azul molido con copita de Pedro Ximénez, ¡qué bien casa esto y qué rico el queso!. Para terminar en plan «gourmandise» traen un bombón helado de fresa que tiene forma de labios (mira el video), ¡muy chulo!.

En resumen: Me gustó mucho el tomate y la pluma, me pareció muy original la berenjena y me sobraban las fabes en el bonito, porque no soy muy de judía tan grande. En general, es un magnífico menú, muy trabajado con mezclas que funcionan muy bien y que, cuando cambie el menú, volveremos otro año de nuestras vacaciones en Galicia porque además el precio es asequible. Rúa de San Roque, 3 (VIGO).

Valoración

Comida 8 /10

Vídeo resumen

¿Dónde está?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *