Paso tantas veces por delante de este sitio que ya dije «tenemos que conocerlo»; y aquí vinimos un sábado a comer que estaba hasta la bandera.

Es un restaurante «gallego» pero para mi (familia gallega) no es lo que yo considero un restaurante gallego ¿por qué? pues porque le faltan muchos platos y productos 100% de la gastronomía gallega; por ejemplo: no elaboran la merluza a la gallega, no tienen zamburiñas ni volandeiras, no tienen marisco de verdad (nécora, buey, centolla…); fue un poco decepcionante porque yo vine sin ver la carta y lo único que tenían de lo que llevaba en mente pedir era el pulpo. Vamos con el local que es muy grande pero muy parcelado en zonas separadas por estanterías con botellas de vino y una «terraza» que no lo es porque está toda cubierta, también separada y las mesas de esa zona quedan como en un invernadero, un poco apelotonadas para mi gusto. Todas las mesas están demasiado próximas unas de otras. También hay otro espacio con mesas y taburetes altos al lado de los baños. Los propiertarios son un padre, gallego, y su hijo, un chico joven de unos 26 años calculo yo. Nos atendió el chico al entrar, él lleva la organización de las mesas y después ya un camarero que nos atendió muy bien; el servicio bueno. La mesa correcta sin grandes florituras pero servilleta de tela.

De aperitivo nos traen un pastel de pimientos acompañado de unas tostadas que estaba muy rico. Después pedi yo un Buñuelo de bacalao (4€/un.) me invitaron y me doy cuenta ahora al ver la factura, estaba rico, poco sabor a bacalao pero buena textura; también de entrante pedimos un platos de Pulpo a feira (26,73€) que es una ración muy generosa y que estaba ¡galáctico!, el mejor pulpo que he comido fuera de galicia; Platos principales Tacos de merluza (31,27€) que vienen con kale frito, son demasiado pequeños los tacos y muy tempurizados, lo que les da una textura ligeramente seca, tienen un precio desproporcionado; Suprema de corvina bilbaína (27,27€) que estaba magnífica. De postre Torrija de Baileys (10,82€) también un precio fuera de lugar porque no es más que un trozo de pan de lo que estamos hablando. En total pagamos 41,29€ por cabeza con 1 copa de blanco (4,45€) «terra do ciga».

Resumen: si quieres una cocina 100% gallega este no es tu sitio, me defraudó la carta. Los precios son excesivos. Se aparca bien en las calles cercanas porque en Azcona no se puede aparcar. Te piden 20€ por barba cuando vas a hacer la reserva que luego te descuentan del ticket final. Azcona, 46.

Valoración

Comida 7/10

Vídeo Resumen

¿Dónde está?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *