Local muy agradable silencioso, tranquilo y bonita decoración. Las mesas están muy separadas no como en los locales de moda que se cena unos encima de otros y están los de la mesa de al lado metidos en tu conversación y viceversa. La comida riquísima con una carta original, diferente a lo habitual. Especialidad en alcachofas. Riquísimo el tinto de verano, con un toque de martini. El servicio amable y profesional. Excelente relación calidad-precio. Fuí a cenar con mi grupo de amigas del cole. ¡¡¡Repetiré seguro!!!. Conde de Xiquena, 3.

Valoración

7/10

¿Dónde está?


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *