Por fin vengo a conocer Streetxo, otro de los grandes sitios de Dabiz Muñoz (como se hace él llamar). Ya sabréis que es sin reserva y tienes que venir a hacer la cola. Este ha sido el motivo por el que yo no había venido todavía, ni al anterior ni a esta ubicación. Pues bien, se adelantó @alibeoli, que llegó a las 19.30h y pidió nuestro turno. Yo llegué a las 20.00h y a las 20.04 estábamos sentadas en nuestro taburete. ¡media hora de espera de ella! ¡fantástico!, aunque sea cenar con horario inglés.

Os cuento cómo es el local, resumido en: ¡una locura!. Al entrar hay unos sofás para poder sentarte ahí a esperar y un poco más adelante una barra donde preparan los cocteles y donde también puedes sentarte a esperar mientras degustas uno de sus cocteles en recipientes súper originales al igual que los propios cócteles. Atraviesas una cortina de plástico grueso (tipo congelador industrial de carnes) y ahí se ubica alguna mesa baja normal (como 4-5) y la inmensa barra cerrada, es más bien un cuadrilátero rodeado de taburetes y ellos se encuentran dentro haciendo los platos con sus hornos, josper, robata, etc. Hay muchísimo personal dentro de la barra que gritan continuamente para hacer las comandas. La música es un estruendo y la decoración del local ecléctica, japo, fusión como la comida. Todo muy joven e informal. Yo no soporto las músicas altas en los locales pero es que aquí, donde todo es callejero, es lo que pega.

El servicio como tal no existe, digamos que son únicamente la señorita que te lleva hasta tu puesto y después un camarero (será jefe de sala) que te toma nota. A partir de ahí, durante la cena ya cada uno prepara un plato y te toca que te lo cuente cada vez uno diferente.

La carta no es demasiado extensa pero todo apetece. Son platos muy estudiados, con sus instrucciones precisas de qué colocar antes de qué en el momento de emplatar, todos salen exactamente iguales, parece producción en cadena. Os cuento lo que pedimos: Croquetas pedroche (19€/4 un.) Kimchi, leche de oveja, sashimi de atún y té Lapsang Souchoung; sí ese té solo Dabiz sabrá qué es o qué aporta a la masa, pero os diré que es la mejor croqueta ever, esa cremosidad, ese atún magnífico ¡SIDERAL!; Saam de Panceta a la brasa (22€/3 un.), condimento de mejillones escabechados, salsa sriracha y tártara XO, es un pedazo de panceta cortado en 3 trozos, muy generoso con 3 mejillones encima, con las lechugas a un lado y tú te montas tu propio saam añadiéndole las dos salsas por encima; también estaba buenísimo y estupenda fusión mejillón-panceta, funciona muy bien; Dumpling pekinés (15€/4 un.) Oreja crujiente, hoisin de fresas, alioli y pepinillo, es toda una ceremonia la preparación de este plato, prepararon unos 100 dumplings delante de nosotras durante la cena, alucinante la práctica, claro que aquí cada uno se especializa en el minucioso montaje de un plato ¡ESTRATOSFÉRICO!; Lasaña koreana (19€) pasta wontón, vaca vieja gallega con setas shiitakes, tomates escabechados picantes y bechamel de cardamomo; este es el plato que menos nos gustó porque predomina el sabor del cardamomo, robando los otros sabores que se quedan escondidos, una pena porque a mí la vaca vieja me encanta; Ramen XO (28€) de foie gras y Jabugo, con alitas de pollo asadas, barbacoa con chiles encurtidos, trompetas de la muerte y yema de huevo de corral al vapor. La ración son 2 cuencos que es perfecto para 2 personas, pero, si sólo quieres un cuenco, puedes pedirlo y te cobran 14€; este plato precioso, también con un montaje espectacular me pareció ligeramente falto de sal, y las trompetas muy flojitas de sabor, pero el pollo estaba espectacular, los noodles magníficos y el caldo también; Vieira asada al josper (9€) con mantequilla tostada, yogur de rábano picante, gazpacho de jalapeños y lima kaffir, está ¡NIVEL DIOS! Deliciosa, con unos pequeñísimos camarones fritos, y el jugo de jalapeños que sabe a gazpacho muy fuerte, mezclas que funcionan de maravilla ¡BRUTAL!. Durante toda la cena tuvimos el Pan chino (6€) que está muy rico tipo bollito. También durante la cena pedimos un cocktail el Diverxo Madrizzzzz (15€) que me pareció una tomadura de pelo por el precio y lo malo que estaba; te lo recomiendan muchísimo y no nos gustó, pero a los chicos que estaban al lado sentados que también lo pidieron tampoco les gustó; sabe muchísimo a violetas y no es un sabor que case muy bien con nada. Y ya llegamos al postre Brioche Pedroche (11€) Bollitos calientes y fundentes de leche y mantequilla con crema de vainilla de Madagascar y Ras el Hanout, ¡ABSOLUTAMENTE MAGNÍFICO!, de lo mejor de la cena, es dulce pero no en exceso tiene unos sabores deliciosos, la crema inglesa que le añaden por encima es para bebértela sola …. En fin ¡UN DIEZ!. Yo pedí una copa de blanco “Javier Sanz” (5,50€). Salimos a 74,75€ por barba muy bien cenadas, raciones generosas y cantidades perfectas. Sí, es caro, pero ya sabemos que Dabiz es un genio y sus restaurantes se cotizan así. A mí no me cae especialmente bien, me parece ligeramente endiosado, pero reconozco que es un genio innovador. Me bloqueó hace años por mi post de Diverxo y no puedo ni mencionarle en Instagram.

Resumen: me encantó conocerlo, aunque me gustó más @Ravioxo; es una experiencia gastro que debes probar. ¡ah se me olvidaba! tienen que mejorar el tema extracción (que lo tienen complicado) porque sales con un olor a fritanga horroroso, el pelo y la ropa. Es francamente cómodo tener el parking de El Corte Inglés a tu disposición desde donde subes a la 3ª planta donde te espera Streetxo. También tienes a tu disposición, un reservado para 10 personas cuyo coste mínimo es de 600€ si sois menos de 6 personas y desde 6 hasta 10 personas el coste individual por comensal es de 100€.. Serrano, 47 (El Corte Inglés).

Valoración

8.5/10 

Vídeo resumen

¿Dónde está?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *