Todos los años me gusta visitar en Septiembre por mi cumple un estrella michelin, porque me suele pillar en Galicia. Este año no iba a estar en septiembre (aunque finalmente volví en sept.) y entonces decidí ir en agosto.

Estamos en Vigo en lo que es la sede de un equipo de futbol que en su última planta tiene este restaurante. Local muy curioso, con fachada redonda con cristalera y vistas al puerto de vigo, vigas de hierro y techo de cristal con estores (menos mal porque pega bien el sol). La foto de la izquierda es de internet y podéis ver lo curioso y bonito que es el edificio por fuera.

Mesa muy informal sin mantel pero servilleta de tela, cambio de platos, pero bastante más informal que otros. Este Michelin tiene unos de los 3 menús más baratos de España pero es entre semana nada más y cuesta 29€; no pudimos acogernos a él porque era sábado. Elegimos de carta porque no nos poníamos de acuerdo sobre qué menú pedir. Los menús tienen un precio de 75€, 105€ y 155€. En la carta casi todos los platos tienen ración completa y 1/2 ración. Empezamos con un Aperitivo a base de mantequillas (una salada y otra elaborada en los valles pasiegos con leche de cabra), 2 tipos de sal (ahumada de madagascar y negra del himalaya), 3 tipos de panes (Masa madre tradicional, aceitunas y centeno 100%) deliciosos, sobre todo el de centeno del que repetimos mil veces, y 2 aceites (un coupage de 4 variedades «Rego» y otro de Orense «el olivar d’Pegullal» solo variedad arbequina). Tras este festival de aperitivo, comienza nuestra comida, también traen para cada uno Calamar de potera, pero no queda ahí el plato, es precioso, emplatado en una concha de zamburiña, brioche de tinta de calamar, sobre él el calamar picado, perlas de aceite y una cremita de aromáticas ¡fabuloso!; Croquetas de bogavante en salsa verde (13€/media ración) vienen 4, están deliciosas, cremosas ¡magníficas?; Steak tartar de vaca gallega madurada (30€), viene emplatado y en mesa te rallan queso curado por encima, original; viene acompañado con unas regañás, también estaba muy rico; Bonito de burela (25€) con pipirrana de tomate negro ahumado y esferificaciones de olivas, ¡soberbio! en temporada de bonito siempre lo pido y más si es de Burela. Como platos principales: Mero, salsa verde y berenjena ahumada (45€) ¡estratosférico! qué frescura, qué bien hecho, ¡magnífico!, nada que ver con el destrozo del mero que había comido hacía pocos días en @bodegabarahona en Mallorca; Rabo de vaca (35€) macerado en tsuyu y espárragos verdes, deshuesado, tremendamente tierno y con una salsa deliciosa; Lechón celta, maíz, habitas verdes y salsa agripicante (38€) es una paletilla de cordero lechal con tirabeques y estaba muy rico con salsa muy buena también. De postre: Torrija de plátano, cítricos y helado de ron con pasas (14€) estaba riquísima, muy original; Cremoso de chocolate ahumado y requesón, lima y té verde (14€), este postre me gustó menos, muy bien el chocolate pero no soy yo mucho de té verde. Yo pedí una copa de blanco (6€). La botella de agua 3,50€ que es un precio mucho más razonable que en otros sitios sin estrella que nos cobraron 7€. Salimos a 78€ por barba, un poquito más que el menú más barato. Príncipe 44 (VIGO).

Valoración

Comida 8 /10

Vídeo resumen

¿Dónde está?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *