Comida en este Oyster bar del grupo Barbillón. Conozco todos los locales de Barbillón y son sitios donde se come muy razonablemente bien a precios muy ajustados y donde las cartas son muy parecidas (excepto en BARETO que es más tipo bar de tapeo); esto del precio lo digo sin pedir ostras que yo no como. Este local en la zona del Campo de las Naciones es muy luminoso, bonito, agradable, un poco ruidoso. Mesa con mantel individual y servilleta de tela; mona la mesa con planta natural, muy cuidada. El jefe de sala agradable y profesional. La carta muy apetecible toda, cocina fusión. De aperitivo nos trajeron un vasito con caldo caliente ¡Tan gradecido! ¡qué rico!, acompañado de la cesta de pan con un pan Magnífico, con mucha miga tipo hogaza, tan importante para mi en una comida ¡ñam!. Pedimos directamente unos entrantes a compartir: Desierto de foie mi cuit (16€) riquísimo foie en polvo, rallado con una máquina especial en estado congelación ¡DELICIOSO!, pedidlo sí o sí; Zamburiñas picantonas (3,30€/un.) frescas, buenísimas con esa salsita; Colitas de gambas en gabardina (16€) vienen 3 porciones, son realmente Saam con las colitas encima y su salsa; también muy logrado; Gyozas de callos madrileños (14€/6 un.) son fritas y me resultaron excesivamente picantes, estilo mexicano, no malas eh!; Tacos fritos de atún rojo (15€/2 un.), el taco frito, encima el atún en daditos, coronado por una salsa tan rica como todas, ¡muy buenos!; Nigiri frito de steak tartar con huevo de codorniz (16€/4 un.), en estos nigiris el arroz es un bloque frito, sobre el que viene la carne y el huevo, estaban salados, ligeramente secos, y la pena es que el huevo llega frío, lo más flojo de la comida; Canelones de solomillo (16€), ración muy generosa regados de abundante besamel ¡deliciosos!, carne de buena calidad. No pedimos postres. En resumen: Sitio apetecible para volver a comer, sobre todo en familia, pero también con amigos, precios razonables, cocina muy apetecible, platos muy bien emplatados que le dan un aspecto delicioso que hace justicia al sabor. Pagamos 39,80€ por barba con una copa de vino blanco que la sirven con el detalle de una uva congelada dentro para mantenerlo fresquito; lo hacen así en todos sus locales. Avda. de los Andes, 34.

Valoración

7.5/10     €/€€€€

Vídeo resumen

¿Dónde está?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *