Venimos a cenar a este sitio en Artá, precioso pueblo. Se haya ubicado en una placita ideal, tranquila, no pasan coches, no hay ningún ruido es super agradable. Nos sentamos en la terraza que veis en la foto, en la calle de una casita ideal encalada en blanco, ¡ideal!. El restaurante tiene hotel también y más arriba de la calle cuentan con otro restaurante también apetecible, este último italiano. El camarero que atiende la terraza nos dio un servicio fabuloso, y además de esas personas que ves que le gusta y vive su trabajo con ánimo y ganas. Estamos rodeados de extranjeros, lo de Mallorca con el turismo en un capítulo aparte.

La carta toda muy apetecible incluye canelones, como en Cataluña, este es un plato muy presente en las cartas mallorquinas y, por supuesto, los pedí. Nos trajeron de aperitivo el clásico alioli que es un must aquí en todos los restaurantes con un pan buenísimo y unas aceitunas.

De entrante pedimos un ceviche de lubina (16€) que estaba ¡delicioso!. Como platos principales unos canelones de ternera braseados al josper (16€) que estaban suculentos y arroz de sepia y gamba roja (24€) que, a pesar de ser caldoso que nos gusta menos, estaba ESPECTACULAR y la gamba más bien langostino de gran gramaje. De postre pedimos una tatin de manzana que me pareció también rica. Todo esto con una copa de vino blanco (4,50€). Esto es lo único que no me convenció y es que por copas únicamente tenían un vino y era RAIMAT. Pagamos 37€ por barba que está muy bien para lo cara que es la isla. Centre, 7 (Artá, MALLORCA).

Valoración

Comida 7.5 /10

Resumen vídeo

¿Dónde está?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *