Estupenda casa de comidas, pero casa de comidas de lujo, cocina de autor, el autor es uno de los tres amigos que han montado este negocio. Tres amigos de toda la vida, desde el colegio (Aitor Sua, Lucas Fernández y Miguel Vallés) deciden cumplir su sueño, uno en la cocina, otro con los números y otro atendiendo las mesas (Lucas). El de los números (Miguel) no estaba hoy, pero los otros dos encantadores. Aitor aprendió todas sus técnicas en Francia y allí empezó su amor por las verduras y las hierbas aromáticas, de hecho los tomates de los platos son de la huerta propia. También trabajó en «la Tasquita», «Montia» y hoteles como el «Ritz» o «Sto. Mauro», es un crack.

Abrieron en Abril pero ya se han instalado entre los top, esos sitios de Madrid a los que te gustaría ir a comer todos los días porque comes rico y a buen precio. A los 3 meses de abrir ya vinieron los inspectores de Michelin y los incluyeron como recomendados en su guía ¡no me extraña nada!, ¡se lo merecen!.

Local pequeñito, minimalista, en pleno barrio de la Latina, a la espalda del Teatro justamente. Tiene capacidad como para 20 personas. Se está muy a gusto porque es acogedor y tranquilo. Las mesas informales sin mantel pero servilleta de tela.

Os cuento cómo es su funcionamiento. Lo que se llama fórmula EPP (Entrantes, Primero y Postre), este concepto se usa muchísimo en Francia. Tienen una carta con 3 entrantes, 3 segundos y 3 postres y tú eliges uno de cada por 41€ o puedes pedir a la carta que significa, pedir 2 de los entrantes y 1 segundo y ningún postre, o pedir todo o como más te apetezca. La carta la van cambiando por temporada pero es todo súper apetecible.

Os cuento en qué consistió mi comida: lo primero que te traen es el pan, esa magnífica hogaza de @obradorsanfrancisco, la reconocí nada más verla. Siempre digo que el pan es la carta de presentación de un restaurante y en este caso ya lo creo que fue la mejor carta. Este pan viene con una mantequilla cremosita de cebollino ¡DELICIOSO!. Como Aperitivo una Crema de patata, con caviar cítrico y anguila ahumada que estaba ¡magnifica!. Ahora ya nos metemos con la elección de la carta: Entrantes: Ensalada de tomates de la sierra del Segura, de la huerta de casa de Sua (el cocinero) y otra variedad de tomates italianos, con grano de mostaza encurtido, hierbas aromáticas y te lo bañan con agua de tomate que te choca porque es un líquido transparente y no rojo (mira el video); es un plato muy pensado, muy integrado y es la muestra de cómo unos simples tomates cherry pueden resultar deliciosos. Caponata «Ciao Madrid» es una caponata italiana, la berenjena de base, con tomates, todo bien frito y pochado, añadiendo hierbas aromáticas y un sorbete de albahaca y naranja que es de morir; utilizan unos helados/sorbetes que les elabora un amigo en el mercado de la cebada que son un espectáculo. ¡Otro plato soberbio!. Plato Principal: Pedimos los dos el mismo Pollo con setas shitake, el emplatado es muy bonito, el pollo cortado en rodajas, con la piel super crujiente como la del magret de pato, las setas estaban ligeramente saladas y viene con una crema de jugo de ave ¡muy rico!. Vamos con los Postres: Higos y brevas ¡¡suculento, sideral!! es una crema de ricotta de base, higos al natural, dados de barraqueño, queso de cabra y vinagreta de vainilla y miel, todo ello coronado por un helado de brevas ¡un espectáculo! es un postre de premio; Cerezas en vinagre con una base de chantilly de crème fraiche, las cerezas en trocitos maceradas y un helado de zarzamoras coronando, ¡nivel Dios! otro postre de premio.Para terminar traen una financier que no eran extraordinarias. Yo comí con una copa de «Conabrancas» 5€. Pagamos 43,50€ por barba, en el precio del menú está incluido el aperitivo y el pan. Es un precio super ajustado para lo bien y cantidad que comes. El parking más cercano es el de la Cebada. Cava Alta, 17.

Valoración

Comida 8,5/10

Vídeo Resumen

¿Dónde está?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *